Estilo de vida

Mexicanos suben de peso en confinamiento; combaten ansiedad y depresión con comida

Báscula.i yunmai / Unsplash

Muchas personas han cambiado sus hábitos alimenticios y de actividad física durante el confinamiento. El resultado: un incesante aumento de peso.

El aumento de peso es uno de los temas que más preocupa en tiempos del coronavirus, ya que debido al confinamiento muchas personas han cambiado sus hábitos alimenticios, sufren ansiedad por el encierro, tiene poca actividad física e incluso han aumentado su consumo de alcohol, combinación que les está haciendo ganar kilos.

Yo viendo todo lo que subí de peso en esta cuarentena: pic.twitter.com/tEeGobF0G8

— Lucy Obx rules (@ShelbyxHyde) May 8, 2020

A Linda ya no le queda mucha de su ropa

Linda Posadas no sabe si cuando termine la cuarentena todavía tendrá ropa que pueda ponerse porque al paso que va, dice, ya no le queda nada.

Como muchos que permanecen en cuarentena, ha comido en exceso, además, debido a su profesión como repostera, entonces hornea todo lo que se le antoja.

“Ese es mi mayor delirio, que si yo tengo antojo de algo me lo puedo preparar en cualquier momento. No me mido en las cantidades”.Linda Posadas.

Busco en el refrigerador "lo que más puede satisfacer mi ansiedad"

En entrevista con el noticiero 'En Punto', de Televisa, la mujer contó que cena entre las 22 y 23 horas, pero sus alimentos son poco saludables.

“A veces ceno pizza, tacos o algún pan dulce”.Linda Posadas.

La preocupación de no tener qué comer ha hecho que en el refrigerador haya de todo: recipientes y más recipientes con guisados y postres. De hecho, reconoce que hasta los más chicos de la familia la están emulando.

“Nada más estoy buscando qué es lo que más me puede llenar o satisfacer esa ansiedad. Toda la familia modificó sus rutinas”.Linda Posadas.

Linda señaló que a pesar de estar tomando sus clases en línea, sus hijos también han visto alterados sus hábitos de sueño y alimenticios.

Estrés y depresión, otros causantes del aumento de peso

Lo de Linda no es único. Según redes sociales, más de uno se ha dedicado a comer sin importar las consecuencias.

Gabriel Quiroz, especialistas del Instituto Nacional de Nutrición “Salvador Zubirán”, explicó que el confinamiento ha desequilibrado los hábitos alimenticios saludables y el ejercicio se ha dejado de lado porque, o no hay espacio en casa o porque se ha caído en el estrés o la depresión.

“Las personas, durante esta cuarentena, tienden a dos cosas: a mal pasarse o han hecho conciencia sobre sus hábitos de alimentación”.Gabriel Quiroz, especialistas del Instituto Nacional de Nutrición.

Viven el confinamiento como festejos de fin de año

Apenas se declaró el confinamiento, en casa de Linda se tomó como vacaciones. Como si fueran fines de semana o festejos de fin de año, se llenaron las alacenas con frituras, antojitos, comida rápida, alimentos procesados.

“Con la percepción de estar de vacaciones, la gente tiende a ingerir más bebidas alcohólicas, eso también nos va a dar mucho más calorías en nuestra dieta”.Gabriel Quiroz, especialistas del Instituto Nacional de Nutrición.

Además, subrayó que adquirir esos hábitos es muy riesgoso en personas tienen enfermedades como la diabetes, obesidad o algún otro tipo padecimiento cardiovascular.

Linda reconoció que probablemente termine la cuarentena con mucho más peso del que tenía antes del inicio.

“Al paso que vamos, si me cuido puedo mantenerme en cinco o seis kilos de sobrepeso, pero probablemente llegue a subir hasta los 10”.Linda Posadas.