Estilo de vida

La verdadera historia de Guillén de Lampart: el irlandés que quiso liberar a México en 1642

La historiadora Andrea Martínez Baracs reunió los datos y documentos más importantes de este histórico personaje en su libro “Don Guillén de Lampart. Hijo de sus hazañas”.

El irlandés Guillén de Lampart (1611-1659) murió en la hoguera en la ciudad de México, por haber desafiado la Inquisición y haber intentado levantar un movimiento insurreccional en la Nueva España, para separarla de la Corona de Castilla y emancipar a indios, esclavos y  castas.

En 1642 fue capturado y dentro de los papeles que le quitó el tribunal de la inquisición se halló la proclama que lo inculpaba como sedicioso.

¿Cómo fue la vida de Lapmart?

Lampart planteó la independencia del territorio al decir que era hijo natural de Felipe III y fue encarcelado bajo los cargos de hereje, apóstata, sectario y dogmatista inventor de nuevas herejías.

Toda su vida estuvo llena de aventuras, mismas que la historiadora Andrea Martínez Baracs, reúne en el libro ?Don Guillén de Lampart. Hijo de sus hazañas?, publicado bajo el sello del Fondo de Cultura Económica. A lo largo de sus páginas podemos conocer un poco más de este hombre apodado ?El Zorro?, el cual parece personaje de novela y que según algunos, fue el protagonista de la leyenda que todos conocemos?

En los tiempos de la conquista los sabios indígenas y los humanistas españoles discutieron la legitimidad de la dominación española de Mesoamérica. Esa discusión regresó solamente casi tres siglos después, con el movimiento de Independencia.

Guillén de Lampart tuvo el inmenso mérito de plantear con mucho valor el asunto de la legitimidad de la dominación española, e idear un nuevo régimen con la elevación de la nobleza indígena al rango de la española, la liberación de los esclavos, y una ?igualdad de oportunidades?.

?Era irlandés, estuvo 17 años preso por la Inquisición, resultó ser un poeta latino y un místico que escribió unos 800 salmos en la cárcel (en telas que se conseguía, preparaba la tinta con restos de cenizas, cacao y otros materiales, y utilizaba plumas de gallina?, dijo Martínez Baracs.

En este libro, Martínez Baracs publica cuatro documentos representativos del legado que dejó Guillén de Lampart como la Propuesta al rey Felipe IV para la liberación de Irlanda, la Proclama insurreccional para la Nueva España, el Pregón de los justos juicios de Dios que castigue a quien lo quitare y eñ Regio Salterio (transcripción y traducción del título).

El propósito de la historiadora fue unir los hechos, ?amarrar lo que es cierto. Hasta ahora no se sabía mucho de él, hubo una parte en la que se habló de él como una fantasía, un impostor, un Don Juan, El Zorro, pero entonces qué es verdad. Hay muchas leyendas, como que sedujo a la virreina, pero no me meto en ese tema? Fue un soldado de los tercios irlandeses en las guerras entre protestantes y católicos al servicio del rey de España; antes de eso fue capturado por piratas y en efecto estuvo dos años con ellos y los convirtió al catolicismo, como una forma de salvarlos, porque si llegaban a España como protestantes, les iba a ir muy mal?, declaró la autora a La Jornada.

Actualmente su estatua ?un hombre atado a un madero? se encuentra dentro de la columna de la Independencia.

En este link podrás encontrar algunos de los manuscritos originales de Lampart sobre la Proclama por la liberación de la Nueva España de la sujeción a la Corona de Castilla y sublevación de sus naturales.

Con información de La Jornada.