Estilo de vida

Jeremy Clarkson dice que extrañará Top Gear

Foto: EFE

El exconductor del programa habló del tema por primera vez desde que la BBC decidiera separarlo por agredir a un compañero de trabajo.

México.-  El exconductor de Top Gear, Jeremy Clarkson, aseguró que echará de menos el popular programa automotriz de la cadena británica BBC, que decidió no renovarle el contrato por agredir el pasado marzo a un productor.

En su columna semanal en el diario "The Sun", el presentador de televisión se pronunció por primera vez desde aquel episodio, que la cadena calificó de "ataque físico no provocado" contra un compañero de trabajo. "Quiero agradecer de corazón a todos aquellos que me han escrito para decirme cuánto van a echar de menos Top Gear. Aunque no será tanto como yo echaré de menos estar ahí", escribió Clarkson.

Esa fue la única referencia que efectuó en el texto del citado tabloide sobre el incidente con el productor y sobre el programa.

Clarkson, una personalidad controvertida, fue suspendido a principio de marzo por golpear a Oisin Tymon, productor del programa "Top Gear", por falta de comida al final de una grabación.

Desde entonces, Clarkson tampoco había escrito su columna semanal en "The Sun", si bien el diario había recalcado que no había sido despedido y que se encontraba de vacaciones.

El programa "Top Gear", uno de los más lucrativos de la cadena y presente en varios países, se emitió por primera vez en octubre de 1988 en el Reino Unido. Clarkson había recibido en mayo pasado una "advertencia definitiva" por parte de la BBC después de que saliera a la luz que había utilizado un término racista contra las personas de raza negra durante la grabación de un programa.

El presentador también protagonizó una polémica el pasado octubre cuando, durante la filmación de un programa en Argentina, utilizó un coche con la matrícula H982 FKL, lo que el Gobierno de Buenos Aires interpretó como una referencia a la guerra de las Malvinas (en inglés "Falklands") de 1982, que ganaron los británicos. Ese programa, que suscitó una queja formal al Gobierno del Reino Unido por parte de la embajadora argentina en Londres, Alicia Castro, fue emitido la pasada Navidad con un audiencia récord de más de siete millones de espectadores.

En julio de 2014, Clarkson fue reprendido por el regulador del sector de la televisión, Ofcom, por emplear un término despectivo contra los asiáticos al filmar un programa en Birmania.

En 2011, el embajador mexicano en Londres se quejó con la BBC después de que el presentador dijera que los coches mexicanos reproducían las características nacionales al ser "vagos y flatulentos".

También causó controversia al calificar de "egoístas" a las personas que se suicidan en la vía del tren y recomendar que los trabajadores en huelga sean matados a tiros.