Clausura hija de Diego Rivera exposición del muralista en MoMA de Nueva York

Los murales portátiles de Rivera fueron exhibidos por primera vez entre 1931 y 1932, lo que generó un récord de asistencia para las exposiciones presentadas hasta entonces en ese recinto.

Nueva York.- Guadalupe Rivera, hija del muralista mexicano Diego Rivera, clausuró la víspera la exposición del pintor en el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA), abierta al público el pasado 13 de noviembre.

Con una charla y un recorrido en que Guadalupe ,o Pica, como le decía Diego, ofreció detalles sobre la vida al lado de su padre, la exposición Diego Rivera: murales para el MoMA quedó oficialmente concluida.

"Me dio gusto que luego de tantos años en que estuvo en esta ciudad, Diego fuera recibido como lo fue en Nueva York. Fue algo sensacional", expresó Guadalupe, una de las dos hijas del muralista con la modelo y escritora Lupe Marín.

Guadalupe consideró que la exposición que finalizó en el MoMA debería mostrarse en México, debido a que el arte es "una de las formas en que el país y América Latina se mantienen unidos".

Reveló que el dolor por la muerte de su hermano gemelo, cuando Diego tenía menos de dos años, marcó profundamente al artista, algo que incluso se notaba en la tristeza de su expresión en las fotografías de la época.

La pintura "salvó (a Diego) de la soledad de ser hijo único y de la tristeza por la muerte de su hermano", aseguró su hija.

La exposición mostró cinco de los murales portátiles que Rivera creó hace 80 años ex profeso para el MoMA.

Los murales portátiles de Rivera fueron exhibidos por primera vez entre 1931 y 1932, lo que generó un récord de asistencia para las exposiciones presentadas hasta entonces en ese recinto.

La exposición incluyó dibujos a gran escala y de mediano formato, así como materiales de archivo relacionados tanto con el encargo de los murales portátiles como del mural del artista mexicano en el Centro Rockefeller de Nueva York.

0
comentarios
Ver comentarios