Estilo de vida

Las rubias no son tontas: Estudio

Ser rubia no te hace menos inteligente que el resto...Internet

La Universidad de Ohio realizó un estudio para probar que no existe base que fundamente esa afirmación y que solamente se trata de una cuestión discriminatoria.

Seguramente has escuchado esa frase de “Las rubias son tontas”, es muy común en películas, bromas y demás porque según este tipo de cabello hace que las personas se preocupen más por lucir bonitas que por ser inteligentes.

Debido a que este tipo de creencias está muy arraigado en diversas culturas, sobretodo la estadounidense, la Universidad de Ohio decidió romper con este falso mito a través de un estudio que pudiera demostrar que esta frase es meramente discriminatoria y que el color de cabello no tiene nada que ver con el IQ.

Bajo la dirección de Jay Zagorsky y  publicado en The Economic Bulletin, el estudio titulado Are blondes really dumb? Nos deja meditando sobre los falsos mitos que cada día se crean alrededor de nosotros.

La idea de desarrollar una investigación de este tipo surgió gracias a que Zagorsky se dio cuenta que este tipo de prejuicio no siempre se queda en una broma, sino que realmente influye en la vida real como si se tratara de una afirmación contra cualquier prueba científica.

El objetivo de la investigación fue probar que no existe base para esa afirmación y que, por tanto, no debería cometerse ninguna discriminación

Para desarrollar su investigación, Zagorsky analizó estudios de diversas jóvenes en los años 80, mismos que no incluían jóvenes hispanos o afroamericanos. Los 10.878 sujetos del estudio fueron sometidos a las encuestas por primera vez con una edad de entre 14 y 21 años, concretamente a la National Longitudinal Survey of Youth en 1979 (NLSY79), un test a nivel nacional (Estados Unidos) realizado por la Oficina Nacional de Estadísticas de Estados Unidos.  Un año después, los mismo individuos fueron sometidos al test de calificación de las Fuerzas Armadas (AFQT), un procedimiento en el que se pone a prueba la comprensión lectora, el conocimiento de vocabulario y matemático, así como el razonamiento aritmético.

Los resultados demostraron que las chicas rubias sacaron un IQ medio por encima del resto de las mujeres con otros tonos de cabello. Y sí, seguramente te preguntarás qué pasaría si las mujeres se habían teñido el cabello…

Pues resulta que Zagorsky también se preocupó por ese factor, por lo que solamente trabajo con casos de rubias naturales, quienes demostraron tener un IQ medio de 103,2, 0,5-2,7 puntos por encima del resto, es decir, mujeres con el pelo castaño (102,7), pelirrojas (101,2) y morenas (100,5).

¿Y entonces? Pues la inteligencia va más allá de un tono de cabello, lo que te hace tener cierta personalidad o ser más estudioso o tener mejor memoria, va de la mano con tu entorno.  Con este estudio queda claro que no existe una relación a nivel de ADN entre el color de pelo y la inteligencia, pero el autor del estudio matiza la influencia del entorno a la hora de evaluar los resultados, en los que hemos visto esa ligera ventaja de las mujeres rubias.

El hecho de que las mujeres rubias presenten esa pequeña ventaja probablemente se deba a que en sus hogares ha habido una mayor estimulación intelectual.

Con información de Magnet.