Estilo de vida

Conoce las razones para nunca usar fajas de entrenamiento

Esta peligrosa moda podría traerte graves daños a la salud.Instagram

Para que las fajas funcionen debes usarlas al menos 22 horas al día.

Muchas de las mujeres tienen en mente hacer una pequeña cintura con el ejercicio, antes de ver por su salud. Existen muchísimos tratamientos para lograr la conocida “cintura de avispa”, pero uno de los más populares en la actualidad es a base de los famosos 'waist trainers'.

Estas fajas de entrenamiento estilo corset, fueron popularizadas por Kim Kardashian y en México, por Ninel Conde. Según, al usarlas puedes reducir la cintura en tiempo récord, aunque pueden ser muy peligrosas para la salud.

El 'tightlacing o 'corseting' constituye una modificación corporal extrema a base del uso del corsé para moldear la cintura y lograr una disminución de su diámetro. Los resultados que se pueden obtener dependen del tipo de cuerpo, músculo y cantidad de grasa que posea la persona, así como su capacidad natural de comprimir esta zona. Las hermanas Kardashian, con Kim y Khloé a la cabeza, presumen de cintura gracias a estos 'corsets de entrenamiento'.

Según algunas páginas de internet, para obtener los resultados deseados debes pasar al menos 22 horas del día con ellos en la cintura o sea, sólo ser removida para el aseo personal. Sin embargo, su uso prolongado puede provocar problemas respiratorios, alteración de funciones digestivas, obstrucción del flujo sanguíneo o deformación muscular y torácica, todo resultado de una tortura constante al cuerpo.

¿Realmente reducen cintura? Según estudios médicos lo que pasa con su uso continuado es que se desplazan las costillas, por lo que la sensación es de una cintura más estrecha.

A pesar de los riesgos que entraña esta práctica hay muchas mujeres que se atreven a usar las 'fajas reductoras' y documentan sus progresos en Instagram bajo el hashtag #whatawaist.

Así que a la próxima que quieras reducir tu cintura, consulta con un especialista en lugar de poner en riesgo tu salud.