Encuentran increíble "diamante matrioska"; se formó uno dentro de otro

Diamante Matrioska
Diamante MatrioskaTomada de Video

Aún no se sabe cómo se formó y es un diamante único en el mundo.

La naturaleza tiene muchos misterios que la mente humana no puede resolver, al menos no a primera vista o desde el momento en que se realiza un hallazgo, pues a pesar de que la ciencia y la investigación han avanzado tanto, aún hay enigmas y secretos que permanecen ocultas desde tiempos indefinidos.

Al es el caso del un “diamante matrioska” único que en tipo que extraído en un yacimiento en Siberia, y recibió la curiosa denominación debido a que se trata de una pieza del preciado mineral que guarda dentro otra que puede moverse en el espacio. Es decir, un diamante cubrió a otro dejando una cápsula de aire en medio.

Los expertos indicaron que este diamante (¿o estos?) es único, que hasta ahora no se tenía registro de ninguno similar que haya sido encontrado en ningún lugar del mundo, por lo que este es un hito para la historia de la minería, informó la compañía Empresa Geológica de Investigación y Desarrollo de ALROSA que tiene el objeto en su poder luego de que lo recibieran para analizarlo.

Especialistas de Yakutsk Diamond Trade Enterprise descubrieron el diamante durante un proceso de clasificación y decidieron recurrir a ALROSA para que lo analizaran bajo varios métodos como las espectroscopias, microtomografías de rayos X y otros.

Gracias a este análisis, los expertos creen que el "diamante matrioska" era en un inicio el diamante interno y en las etapas posteriores del crecimiento se habría formado el externo. Sin embargo, aún existe la incógnita sobre por qué se creo la burbuja de aire en lugar de que simplemente se recubriera el núcleo.

El equipo científico estima que el diamante podría tener más de 800 millones de años e informaron que pesa sólo 0.62 kilates (0.124 gramos) y mide 4.8 x4.9 x 2.8 milímetros. Por su parte, la cavidad interna tiene 6 mm cúbicos de volumen y el cristal interno 1.6 mm.

Con información de Sin Embargo y El País.

0
comentarios
Ver comentarios