El cerebro se encarga de crear cualquier dolor en el cuerpo: Estudio

Estudios
Si el dolor es crónico, es causado por cambios cerebrales.Especial

El cerebro puede "sentir" el dolor de varias maneras, con mayor o menor intensidad, incluso si el estímulo corporal se mantiene constante.

Un estudio realizado por el Instituto de Ciencias Cognitivas de la Universidad de Colorado en Boulder (EE.UU.), acaba de revelar que el corazón tiene la capacidad de construir dolores en el resto del cuerpo, a partir de la información que el organismo le envía.

La investigación publicada en la revista especializada Nature Communications, también reveló que si el dolor es crónico, es causado por cambios cerebrales. El cerebro puede "sentir" el dolor de varias maneras, con mayor o menor intensidad, incluso si el estímulo corporal se mantiene constante.

Con este hallazgo, los doctores Choong-Wan Woo y Tor Wager; autores del estudio, revelaron que se puede entender un poco más el dolor crónico y la hipersensibilidad al dolor, con la intención de que la ciencia encuentre mejores soluciones clínicas para esos males.

"El dolor es más que sólo una respuesta pasiva a los estímulos. El cerebro contribuye activamente al dolor, construyéndolo por medio de varios sistemas neuronales", afirmó Woo.

Los investigadores desarrollaron un modelo basado en análisis cerebrales obtenidos por medio de imágenes de resonancia magnética (MRI) que permite predecir el dolor que una persona sentirá independientemente de los estímulos que reciba el cerebro. O sea, el dolor que experimentamos depende mucho de la interpretación de las señales que el cuerpo envíe.

Zonas como el córtex prefrontal ventromedial, el núcleo accumbens y el hipocampo, son las encargadas de descifrar las señales del cuerpo, aunque no están asociadas con el dolor. Pero son las áreas cerebrales que determinan el significado de experiencias y sensaciones, dolorosas o no.

Usando esas actividades cerebrales, o "marcadores", tal como lo definieron los investigadores, anticipan el dolor que sentirá una persona sin importar la intensidad de los impulsos.  

Los investigadores denominaron a los "marcadores" por ellos descubiertos como "Patrones de Dolor Independientes de la Intensidad del Estímulo" (SIIPS1, en inglés). Según Wager, este modelo conduciría a "desarrollar nuevas opciones para prevenir y tratar" el dolor crónico. Pero para llegar a esa meta se deberán profundizar las investigaciones porque el tema, según Woo, recién comienza a estudiarse.

Con información de EFE. 

0
comentarios
Ver comentarios