22 de octubre de 2021 | 17:05
Estilo de vida

    ¿Cosa de mujeres? En México, uno de cada mil casos de cáncer de mamá se detecta a hombres

    Juan tuvo que superar la vergüenza de padecer una enfermedad que se supone, es exclusiva de las mujeres, para curarse del cáncer de mama.
    En México, uno de cada mil casos de cáncer de mamá se detecta a hombres
    Compartir en

    El cáncer de mama no es un problema exclusivo de mujeres. De cada mil mexicanas, un hombre puede padecer esta enfermedad, como le sucedió a Juan Francisco Rodríguez, quien hace siete años recibió el diagnóstico y para continuar con vida, tuvo que superar no sólo el miedo al padecimiento, sino también la vergüenza de padecer una enfermedad que se supone, es exclusiva de las mujeres.

    En entrevista con el noticiero En Punto, de Televisa, Juan Francisco recuerda que recibir la noticia “no fue fácil”.

    “El primer pensamiento que se vino a mi mente fue, ‘me voy a morir’, porque la palabra cáncer es muy fuerte”.

    Juan Francisco Rodríguez, paciente con cáncer de mama.

    "Me sentía extraño delante de puras mujeres”

    El hombre de 47 años, recuerda que al principio, tuvo mucho miedo e incertidumbre con lo que seguía después de su diagnóstico.

    “Porque yo pensaba que el cáncer de mama solamente se daba en las mujeres”.

    En un inicio, Juan Francisco creyó que la bolita hallada en su pecho era de grasa, pero después de la exploración, mastografía, ultrasonido y biopsia, los médicos confirmaron que se trataba de un tumor maligno.

    “Cuando me presenté por primera vez a que me hicieran una mastografía, me sentía extraño delante de puras mujeres”.

    En ocasiones es necesario equipo especializado para detectar el cáncer de mama

    Algunos síntomas del cáncer de mama son: cambios en las características de la piel y hundimiento del pezón. En el caso de Juan Francisco, su lesión era milimétrica, sin embargo, implicaba un importante riesgo de avanzar y hacer que invada órganos blancos, señaló su doctora, Mónica González Estrada.

    “Son lesiones muy pequeñas que con equipo [especializado] podemos verlas fácilmente”.

    Mónica González Estrada, doctora en la Clínica de Mama del IMSS, Estado de México.

    Actualmente, la lesión de Juan Francisco ha desaparecido y sus estudios sólo muestran lesiones que son de producto de la cirugía a la que fue sometido para retirar el tejido maligno, indicó González Estrada.

    Una decisión a tiempo le regresó la salud a Juan

    Dos semanas le tomó a Juan Francisco dejar atrás la pena, sin embargo, estuvo a tiempo para recibir el tratamiento que ahora le ha regresado la salud.

    “Y gracias a ese tiempo que me dediqué a mi como persona, pude recuperar mi salud”.

    Con información de En Punto.