Encuentran en cueva pruebas de peligroso aumento en el nivel del mar

Cueva
Imagen ilustrativaDevon Janse van Rensburg / Unsplash

Si Groenlandia y la Antártida se derriten, el nivel del mar podría aumentar de forma catastrófica.

Mucho se ha dicho sobre la peligrosa posibilidad de que el nivel del mar aumente catastróficamente a causa del derretimiento de los glaciares del mundo y aunque esta teoría aún mantiene escépticos a muchos, las pruebas son cada vez más contundentes. Un ejemplo es el reciente hallazgo de una cueva en España que da nuevas pruebas de que este escenario es posible.

Los investigadores encontraron este espacio subterráneo en Canyamet, en Mallorca y según revela la revista Nature, analizaron los rastros de depósitos minerales formados a lo largo de miles de años como resultado de las reacciones químicas ocasionadas por el contacto constante con agua marina y los residuos que esta misma deja. Es decir, en momentos en que la cueva estuvo inundada.

De entre todo el cuerpo cavernoso se estudiaron seis zonas con alturas de entre 22.5 y 32 metros sobre el nivel del mar y entre ellas se encontraron depósitos con antigüedades de entre tres y cuatro millones de año, lo que indica que se formaron al período del Plioceno, el último periodo cálido de la Tierra.

¿Y el Plioceno qué?

Aunque a simple vista podría parecernos que lo que sucedió en el Plioceno no se relaciona con lo que ocurre hoy en día, la realidad es que históricamente, la etapa media de dicho periodo ha sido considerada como un espejo del actual. De alguna forma ha funcionado como una herramienta del pasado para predecir el futuro.

Entonces, el equipo liderado por Oana Dumitru, geoquímica de la Universidad del Sur de Florida, explica que en aquel momento los niveles de CO2 eran similares a los de hoy, y la temperatura global estaba sólo dos o tres grados centígrados por debajo de la registrada en la época industrial.

Lo anterior indica que estaríamos cercanos a que el nivel del mar tuviera la misma altura que estaba aproximadamente 16 metros más arriba que el actual. Sin embargo, si las capas de hielo de Groenlandia y la Antártida Occidental se convirtieran en agua líquida, el mar podría subir tanto o más, advierte Dumitru.

0
comentarios
Ver comentarios