31 de julio de 2021 | 00:41
Estilo de vida

Córnea del ojo humano sería resistente a la infección de coronavirus

La investigación consistió en analizar córneas tanto de ratones como humanas expuestas a los virus del herpes simple, zika y del nuevo coronavirus.
Ojos
Compartir en

Los ojos podrían no ser tan vulnerables a la infección de coronavirus como se pensaba, según recientes hallazgos hechos por investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington, en San Luis, Estados Unidos.

El estudio señala que, a diferencia de virus como el zika e incluso el herpes simple, que pueden infectar la córnea y propagarse a otras partes del cuerpo, esto no sucedería con el Covid-19.

La investigación consistió en analizar córneas tanto de ratones como humanas expuestas a los virus del herpes simple, zika y del nuevo coronavirus.

Los resultados, publicados en Cell Reports, sugieren que la córnea del ojo puede resistir la infección del nuevo coronavirus, aunque los científicos aún tienen que determinar si otros tejidos dentro y alrededor de esta, como los conductos lagrimales y la membrana conjuntiva, son vulnerables al SARS-CoV-2.

El microbiólogo Jonathan J. Miner, uno de los investigadores que realizó el estudio, señaló sobre los resultados:

“Nuestros hallazgos no prueban que todas las córneas sean resistentes, pero cada córnea de donante que analizamos era resistente al nuevo coronavirus”<br>

Jonathan J. Miner, microbiólogo

El oftalmólogo Rajendra S. Apte, otro de los expertos involucrados en el estudio, explicó en un comunicado que algunos pacientes con Covid-19 presentan síntomas oculares como conjuntivitis, pero señaló que hasta el momento no está claro que la infección viral en sí misma lo cause e incluso planteó la posibilidad de que se relacione con una inflamación secundaria.

“Se sabe que la córnea y la conjuntiva tienen receptores para el nuevo coronavirus, pero en nuestras investigaciones encontramos que el virus no se replicó en la córnea”<br>

Rajendra S. Apte, oftalmólogo

Para comprobar si la córnea podría servir como punto de entrada del coronavirus, los investigadores expusieron el tejido ocular a los diferentes virus para observar si podían crecer y replicarse. Asimismo, buscaron sustancias claves en el tejido corneal que pudieran promover o inhibir el crecimiento viral.

Los datos sugieren que el coronavirus no parece ser capaz de penetrar en la córnea, pero, debido a "las incógnitas" sobre los conductos lagrimales y la conjuntiva, "es demasiado pronto para descartar la importancia de la protección ocular”, reconocieron los investigadores.

Con información de EFE.