Cómo los celulares dañan nuestro cuello y columna

Cómo los celulares dañan nuestro cuello y columna
Esta condición es llamada “text neck” o cuello de texto, la cual es causada por tener la cabeza inclinada demasiado tiempo hacia delante leyendo textos o viendo videos.Cuartoscuro

Esta condición es llamada “text neck” o cuello de texto, la cual es causada por tener la cabeza inclinada demasiado tiempo hacia delante leyendo textos o viendo videos.

Un médico quiropráctico ha revelado que en los últimos años han aumentado los casos de niños de entre 7 y 12 años de edad con problemas de curvaturas en sus columnas vertebrales debido a la gran cantidad de horas que pasan inclinados sobre tabletas electrónicas y teléfonos celulares.

Según el doctor James Carter, a su consultorio llegan a menudo niños con dolores de cabeza y espalda, tras un sencilla prueba revela que estos malestares son debido a curvatura de cuello.

Esta condición es llamada ?text neck? o cuello de texto, la cual es causada por tener la cabeza inclinada demasiado tiempo hacia delante leyendo textos o viendo videos, algunos especialistas ven este padecimiento típico del siglo XXI.

Tomando en cuenta de que alrededor del mundo hay más de 7 mil millones de teléfono conectados y que una persona promedio pasa alrededor de 4 horas inclinada frente a estos aparatos el llamado ?text neck? es una epidemia global.

En algunos casos, los músculos se llegan a adaptar tanto a la postura del cuello hacia delante que es difícil ponerlos en sus posición natural. El 50 por ciento de los pacientes que llegan a las clínicas con el cuello rígido y con dolores de cabeza son niños en edad escolar y adolescentes.

La mejor manera de luchar contra los males es la prevención, una de las soluciones que recomiendan es mantener el dispositivo móvil a nivel del ojo y la cabeza en una posición neutral.

Incluso hay aplicaciones móviles que nos marcan sobre cuándo el celular está puesto de una manera incorrecta, también es recomendable que el espacio de trabajo esté diseñado acorde a nuestras necesidades, sin olvidar realizar ejercicios a lo largo del día.

Con información de The Telegraph y El Clarín

0
comentarios
Ver comentarios