23 de octubre de 2021 | 02:26
Estilo de vida

Camas antisexo de Juegos Olímpicos Tokio 2021 son ecológicas

Además de las camas antisexo, se les pedirá a los competidores no hacer uso de los condones gratuitos hasta después de las competencias
Camas antisexo de Juegos Olímpicos Tokio 2021
Compartir en

En camas antisexo, allí dormirán los deportistas de los Juegos Olímpicos Tokio 2021, próximos a iniciar el 23 de julio.

El incremento de los casos de Covid-19 en Japón orilló a los organizadores a limitar el contacto entre competidores, y una de las medidas es la cama antisexo.

Entre las peculiaridades de las camas antisexo están:

  • Son ecológicas, pero más resistentes que las de madera
  • Resisten hasta 200 kilogramos de peso
  • Son individuales
  • Están diseñadas de cartón que puede volver a usarse.

A pesar de ser de cartón, las camas antisexo son más resistentes que las de madera, así que los deportistas no deben preocuparse por eso.

“Mientras haya una persona recostada, deberían ser lo suficientemente sólidas para soportar la carga”

Portavoz de Airweave, empresa fabricante.

Sin embargo, en caso de que dos personas decidan compartir una cama antisexo, es altamente probable que esta se rompa, pues con el movimiento el cartón no resistiría.

Así lo informó Takashi Kitajima, gerente general de la Villa Olímpica. En total, se construirán 18 mil camas antisexo para los Juegos Olímpicos Tokio 2021.

Medallas ecológicas en Juegos Olímpicos Tokio 2021

Las camas antisexo no serán las únicas amigables con el ambiente durante los Juegos Olímpicos Tokio 2021; las medallas también serán ecológicas.

El Comité Organizador de los Juegos Olímpicos Tokio 2021 dio a conocer que estas fueron elaboradas con más de 80 mil toneladas de basura electrónica como:

  • Cámaras
  • Teléfonos celulares
  • Computadoras

Asimismo, la energía eléctrica de los Juegos Olímpicos Tokio 2021 será producto de energías renovables.

Cabe mencionar que la empresa fabricante de las camas antisexo no las etiquetó bajo este nombre, sino los usuarios de redes sociales.

Esto, porque parece que los organizadores buscan a toda costa que los deportistas interactúen y podría haber otra razón, además del Covid-19.

Durante los Juegos de Invierno de Pyeongchang, Tinder registró un aumento de hasta 350 por ciento del uso de la aplicación.

De igual caso, durante los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016, los organizadores entregaron 450 mil preservativos.