23 de septiembre de 2021 | 06:26
Estilo de vida

Coronavirus: El plasma de pacientes recuperados reduciría 60% de los casos

La aplicación temprana del plasma reduciría los cuadros graves que provoca el coronavirus
Tratamiento con plasma
Compartir en

Científicos han comprobado que la aplicación del plasma de pacientes recuperados de Covid-19 a pacientes enfermos durante las primeras 72 horas, reduciría un 60% los riesgos de casos graves.

De acuerdo a la investigación hecha por científicos argentinos liderada por el infectólogo Fernando Polack y la cual fue publicada en la revista médica The New England Journal of Medicine, asegura que la alternativa de aplicación temprana de plasma contiene altos contenidos de anticuerpos para prevenir formas severas de coronavirus.

La aplicación temprana de plasma funcionaría especialmente para pacientes mayores de 65 años pues, de acuerdo al estudio, la incidencia de la enfermedad causada por el coronavirus bajó a la mitad.

“Tenemos claro que el plasma sirve en los primeros tres días de enfermedad, es decir que tenés un plazo de 72 horas de síntomas para recibirlo”

Fernando Polack, científico

Los resultados de plasma en Covid-19 dependen de los anticuerpos

En la investigación hecha para la aplicación temprana de plasma en pacientes con coronavirus detectado, aseguran que los resultados dependen de la cantidad de anticuerpos que el plasma contenga, es decir que los mejores proveedores de plasma son los que fueron hospitalizados porque tienen mas anticuerpos y la gente que ha sido vacunada.

“En una sociedad desamparada frente al coronavirus, estar vacunado es estar protegido y además tener la posibilidad de donar plasma, que significa seis tratamientos para seis ancianos por cada persona que dona dos veces en un mes”

Fernando Polack, científico

El estudio respecto al plasma donado por pacientes con coronavirus involucró a unos 200 donadores y 120 pacientes voluntarios -entre ellos a 160 pacientes mayores de 77 años-, además de 200 médicos y profesionales de la salud; la mitad se trató con placebos.

A los pacientes se les administró un cuarto de litro de plasma sanguíneo de quienes ya habían padecido el Covid-19 mientras que, a la otra mitad se les administró agua salina; de ellos, solo 9 pacientes necesitaron oxígeno frente a 23.

Esto quiere decir que hubo una reducción del 60% de riesgos de cuadros graves ante el coronavirus al aplicar el plasma, siendo el único estudio en el mundo contra el SARS-CoV-2 que se realizó con comparativas en una detección temprana de la enfermedad.

“Por lo tanto, otorga evidencia de que la enfermedad no avanzó debido a la administración del plasma y no por otras razones”

Robina Libster, autora de la investigación

Con información de EFE y AFP.