Estilo de vida

Agujeros gigantes en Siberia ya tienen explicación científica

Agujero en SiberiaCaptura de pantalla

Siberia ha sido víctima de un extraño fenómeno el cual ocasiona enormes y profundos agujeros en el suelo

Desde el 2013, Siberia ha sido víctima de un extraño fenómeno el cual ocasiona enormes y profundos agujeros en el suelo; a estos se les llama hidrolacolitos, y en territorio siberiano existen alrededor de 17.

A pesar de que estos cráteres en la tierra llevan un tiempo apareciendo, no fue sino hasta finales del año pasado, 2020, en que los científicos lograron determinar y explicar las casusas de esto agujeros.

De acuerdo con los científicos, los agujeros o cráteres que aparecen en el suelo, son producto de explosiones las cuales se generan por la acumulación de gas metano debajo de la tierra; y es que el gas metano, se encuentra congelado en la capa permafrost.

Por lo que al aumentar las temperaturas, y comenzarse a derretir esta capa del suelo, el gas metano encuentra una salida, causando una explosión de hielo y gas en la superficie, la cual después deja grandes agujeros.

¿Cómo se realizó la investigación de los agujeros de Siberia?

En septiembre del 2020, mientras un equipo de televisión sobrevolaba Siberia, aviso a las autoridades sobre el hallazgo del mayor agujero que se ha encontrado hasta el momento, este tiene una profundidad de alrededor de 50 metros.

Cuando llegaron los científicos, descubrieron que este nuevo agujero tenía tan solo unos meses de haberse creado, lo que permitió “estudiar un cráter nuevo e intacto por la degradación”, dijo Evgeny Chuvilin, científico e investigador principal del Instituto de Ciencia y Tecnología Skolkovo, en Moscú.

Para la investigación se voló un dron dentro del agujero, y aunque tuvieron ciertas dificultades debido a la profundidad, se lograron obtener 80 fotografías, lo cual ayudo para construir un modelo 3D señaló Igor Bogoyavlensky, del Instituto de Investigación de Petróleo y Gas de la Academia de Ciencias de Rusia, autor del estudio.

“Tres veces estuvimos cerca de perderlo, pero logramos obtener los datos para el modelo 3D” Igor Bogoyavlensky