miércoles 17 de julio de 2019 | 04:28
Estilo de vida

El Corchito, el secreto "oculto" entre cenotes de Mérida

Yazmín Medina vie 08 mar 2019 19:03
Foto propiedad de: Yazmín Medina

El lugar donde puedes nadar en aguas puras o caminar entre senderos rodeado de vida silvestre.

Ir a Mérida y no visitar El Corchito es como beber cualquier cerveza que no sea "Patito" (la bebida alcohólica que se elabora en el estado).

Se trata de la reserva ecológica ubicada a las afueras del Progreso donde se mantienen ocultos tres cenotes: uno es de apenas un metro, el segundo casi llega a los 3 metros y el tercero se ve como un pequeño lago. 

Para descubrir este bello lugar habitado por peces, tortugas, coatíes, mapaches, cocodrilos y diferentes tipos de aves, debes atravesar a bordo de una lancha un corto embarcadero, pero antes debes deshacerte de cualquier alimento que lleves contigo, ni dulces ni chicles pueden entrar o los coatíes te perseguirán hasta despojarte. 

Tampoco se permite llevar bloqueador, a cambio puedes entrar a nadar y disfrutar de la tranquilidad de sus aguas o si lo prefieres caminar entre senderos y disfrutar de la vida silvestre.

Fotos propiedad Yazmín Medina

Desde hace tres años esta maravilla está a cargo de la bióloga Monserrat Pérez Herrera, quien ve la parte operativa del lugar, las cuestiones ecológicas que demanda, tanto la flora y fauna, así como la interacción del humano con la naturaleza.

Monserrat llegó a esta mágico lugar a través de una convocatoria sin imaginar que su proyecto sería el elegido y que su llegada ayudaría a la supervivencia de esta reserva.

“Este lugar se presta para muchas cosas tanto para turismo como para investigación”, dijo Monse en entrevista con SDPnoticias. 

Señaló que en un futuro cercano propondrá un proyecto para que jóvenes universitarios realicen sus practicas profesionales, su servicio social y hasta su tesis a beneficio de este regalo de la naturaleza. 

¿Te lanzas? La época ideal para disfrutarlo es la temporada baja. 

El acceso se permite a partir de las 9 A.M. y se termina a las 4 P.M.

Puedes llevar comida pero tendrás que dejarla con los encargados, quienes te la entregarán a la salida para que la disfrutes con tus amigos y/o familia en el área del pícnic. 

El costo de los boletos es de 90 pesos. Niños (de 5 a 10 años) y personas de la tercera edad pagan 35 pesos. Personas discapacitadas entran gratis. 

Sin duda, la mejor opción si quieres conocer cada uno de los secretos de Mérida.