Estados

Muere paciente Covid-19 esperando cama en HG de Mexicali; se burlan médicos

Muere esperando camaMario Serrano / Google Maps

Un paciente sospechoso de Covid-19 falleció esperando atención en la entrada del Hospital General de Mexicali. Dos médicos se burlaron en WhatsApp.

Un hombre de 72 años de edad falleció en la entrada de la sala de urgencias del Hospital General de Mexicali, presentando síntomas similares al Covid-19, mientras esperaba una cama disponible y una toma de oxígeno.

Además del fallecimiento del varón de nombre Lucas “N”, se difundieron chats de un presunto grupo de trabajadores de la salud de la capital de Baja California, en donde hicieron mofa del sensible fallecimiento.

Los hechos ocurrieron la tarde del martes, luego de que paramédicos atendieran un llamado al número 911, sobre una persona con síntomas sospechosos de coronavirus en una casa ubicada en la colonia Esperanza.

Los paramédicos trasladaron al enfermo al Hospital General, en donde supuestamente había camas disponibles para la atención del fallecido.

Sin embargo, Lucas “N” fue dejado en la entrada, en la cápsula de traslado, en donde terminó por expirar producto de las complicaciones derivadas de falta de oxígeno, frente a otros pacientes que esperaban atención médica en el área de Urgencias.

Esta muerte causó comentarios de burla por parte de dos médicos urgenciólogos que pertenecen al grupo “Urgencias Mexicali”, quienes compartieron los datos particulares del difunto, para luego hacer mofa de las circunstancias de su fallecimiento.

Fue un sujeto identificado como “Saúl Carvajal”, presunto médico, quién publicó una imagen de los “africanos danzantes”, meme popular en redes sociales, mismo que muestra a un grupo de seis personas danzando con un ataúd en la espalda.

Se mofan de muerto por posible Covid-19Especial

Otro presunto profesional de la salud identificado como “Mitch” se mofó de la situación señalando que “no se le puede prohibir a los pacientes estar en la banqueta” y que “a esperar, ni modo”.

El reporte de la muerte de Lucas por falta de espacio hospitalario contrasta con el reporte presentado por el secretario de Salud, Alonso Pérez Rico, mismo que señalaba  que se tenía un 85.47% de ocupación hospitalaria, con 17 camas disponibles, así como 26 ventiladores a disposición.