Estados

Fiscalía de Chihuahua investiga a 17 elementos de la Guardia Nacional por disturbios en La Boquilla

Guardia NacionalFernando Carranza/Cuartoscuro

La Guardia Nacional informó que el caso será juzgado por un Tribunal Civil

México.- La Fiscalía General del Estado de Chihuahua (FGE) investiga a 17 elementos de la Guardia Nacional por disturbios en los que murieron dos personas en la presa La Boquilla.

De acuerdo con fuentes de la corporación, el personal está dispuesto a declarar sobre los hechos ocurridos la tarde del martes 8 de septiembre en el municipio de San Francisco de Conchos.

La Guardia Nacional informó que el caso será juzgado por un Tribunal Civil y también dijo que se entregó la misma cantidad de vehículos y armas que se utilizaron durante el conflicto para ser investigados al igual que los guardias.

E coronel Didier Peralta Sánchez está designado para informar todo lo relacionado al caso a los manifestantes que se encuentran a las afueras del Batallón 66 de Infantería de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

"Se mantiene una estrecha cooperación con las autoridades ministeriales del estado y federal para el esclarecimiento de los hechos"Guardia Nacional

Versión de la Guardia sobre los hechos en La Boquilla

La Guardia Nacional relató que su personal fue agredido en la presa La Boquilla y, posteriormente, en el municipio de Delicias, detuvieron a tres personas que portaban granadas de gas lacrimógeno y un cargador para arma de fuego.

En un comunicado, agregó que cuando trasladaba a los detenidos para ponerlos a disposición en la ciudad de Delicias, Chihuahua, los agentes fueron interceptados por civiles armados en varios vehículos, quienes los agredieron con armas de fuego.

"Posterior a ello, se realizó un reconocimiento localizándose un vehículo con una persona fallecida y otra herida, esta última fue trasladada a un nosocomio para su atención, en donde más tarde falleció", reportó la corporación.

Asimismo, externó su compromiso de esclarecer los y coadyuvar con la investigación de las autoridades competentes para deslindar responsabilidades. 

La Guardia Nacional reiteró que su "actuar siempre será en el marco de la ley e irrestricto respeto a los derechos humanos".