La panadería La Espiga de la Condesa cerrará sus puertas de manera definitiva el próximo 16 de diciembre, tras 70 años de permanecer en servicio.

La panadería, ubicada en avenida Insurgentes Sur 455, en la colonia Hipódromo Condesa de la alcaldía Cuauhtémoc, anunció su cierre definitivo y agradeció la preferencia de sus clientes.

Esto desató varios mensajes de sorpresa en redes sociales, quienes aseguraron que extrañaran las filas largas para compra baguettes y el sabor de sus roscas de reyes.

Pero, ¿por qué cierra la panadería La Espiga en la Condesa?

¿Por qué cerró la panadería La Espiga en La Condesa? Esto es lo que sabemos

La panadería La Espiga fue fundada en la década de 1940 por Antonio Ordóñez Ríos, en Avenida Insurgentes Sur 455, con un modelo de negocio que ha sido sumamente exitoso.

La Espiga fue uno de los primeros negocios que implementó el autoservicio, para que los clientes tomaran la charola y eligieran el pan de su preferencia por sí solos.

Por ello, causó sorpresa cuando anunciaron con un cartel en la entrada de la panadería el cierreesta sucursal, la primera que abrió en el país, el 16 de diciembre.

“A nuestros clientes y amigos, les informamos que el día 16 de diciembre cerramos definitivamente esta panadería, agradeciendo infinitamente su preferencia de tantos años”

Panadería La Espiga
[object Object]

Sin embargo, la empresa no ha dado a conocer el motivo por el que l panadería La Espiga cerrará sus puertas.

No obstante, de acuerdo con los vecinos y clientes de la panadería, es posible que su salida del mercado se deba a la construcción de un edificio o plaza comercial en el predio.

Historia de La Espiga: 1945-2022

La Espiga fue fundada en 1945 por Antonio Ordóñez Ríos, mexicano de padres españoles que implementó el autoservicio en las panaderías.

El modelo de negocio de esta panadería triunfó y comenzó a abrir más sucursales a lo largo de la ciudad de México y conservó la primera sucursal, hasta ahora.

A pesar de que hay varias sucursales, los habitantes de la Ciudad de México (CDMX) guardan recuerdos en torno del pan de dulce, el pollo rostizado, bolillo, rosca de reyes y más.