1 de diciembre de 2021 | 15:40
Ediciones Locales

Alicia Díaz, activista por la diversidad sexual, es asesinada en Ensenada

Alicia Díaz, mujer trans, activista por la diversidad sexual, es asesinada en Ensenada
Alicia "tita" Díaz, activista trans asesinada en Ensenada, Baja California
Compartir en

Alicia Díaz, mujer trans de 22 años, y activista por la diversidad sexual fue asesinada en Ensenada, Baja California.

La activista trans llevaba desaparecida una semana antes de la noticia de su muerte.

Alicia Díaz era una activista, conocida como Tita Díaz” y luchaba por los derechos de la población LGBT; continuamente se le veía en las marchas exigiendo el respeto y reconocimiento a sus derechos.

La activista Alicia Díaz fue encontrada asesinada en su domicilio y con huellas de transfobia.

De acuerdo con el informe de Servicio Médico Forense, el cuerpo de Alicia Díaz presentaba un golpe en la cabeza y una herida profunda en el cuello hecha por un arma punzocortante.

Se reporta que la muerte de Alicia Díaz se produjo 3 días antes de ser encontrada, dentro de su domicilio. El hallazgo fue realizado la tarde del 3 de noviembre.

A través de redes sociales, la madre de Alicia Díaz reportó su desaparición, ya que tenía una semana sin saber nada de su hija, pidiendo apoyo a la población para poder encontrarle pronto.

Activistas piden al estado de Baja California reconocer los transfeminicidios como delito

Tras la muerte de Alicia Díaz, así como la de Jeaniene Huerta, también activista trans que fue asesinada en su departamento, Kendra, quién era maquillista, y Barbara Brandi, que sufría de violencia doméstica, todas estas muertes reportadas en Baja California.

Grupos dedicados al activismo por la diversidad sexual apuntan que en el estado de Baja California, no existen reformas ni la atención de las autoridades para tipificar a los transfeminicidios como delito.

Señalan que han pedido en repetidas ocasiones al congreso de Baja California que se legisle en materia de identidad de género y que incluya en el catálogo de delitos del Código Penal de Baja California, al transfeminicidio.

Aunque el gobierno de Baja California ya ha trabajado en contribución a la población LGBT para prohibir las terapias de reconversión en el estado, los grupos de activistas acusan que no es suficiente.

Debido a que cuando ocurre un transfeminicidio, además de no encontrar a los culpables de estos asesinatos, se revictimiza a las mujeres trans, debido a que se sus casos son tipificados como homicidios y se refieren a ellas como “hombres vestidos de mujer”.