7 de diciembre de 2021 | 04:02
Famosos

Yahir responde a su hijo que quiere ser actor porno: “Estoy viviendo una pesadilla”

Luego de que Tristán se declarara bisexual, Yahir responde a su hijo que quiere ser actor porno: “Estoy viviendo una pesadilla”.
Yahir junto a su hijo Tristán
Compartir en

A poco de revelarse que Tristán sigue metido en drogas y que se reconoció bisexual, Yahir responde a su hijo que quiere ser actor porno: “Estoy viviendo una pesadilla”.

En declaraciones para el programa Hoy, Yahir lamentó que su hijo Tristán no pueda vencer las adicciones que enfrenta desde hace mucho tiempo.

Así como confirma que el joven tuvo una recaída muy fuerte aún cuando ha pasado por varios centros de rehabilitación.

A Yahir no le molesta la bisexualidad de su hijo

En cuanto a la orientación sexual de Tristán, Yahir asegura que no le molesta la bisexualidad de su hijo, pero sí que se exponga ya que su adicción lo está llevando a hacer cosas muy fuertes.

“Que sea bisexual a mí la verdad no me molesta en absoluto, lo que sí es la cuestión de cómo se expone, que no tiene filtros, que se deja ir absolutamente con todo”, dice tras asegurar que está viviendo una pesadilla.

Y lamenta que Tristán lo busque para pedirle apoyo en la cuestión de sus adicciones, algo que no hará como tampoco lo apoyará en su lanzamiento como actor porno.

“No lo puedo apoyar ni con las ideas de ser un actor porno ni con las ideas de seguirse drogando”, aseveró a su paso por el aeropuerto de la Ciudad de México.

Además de señala que la única forma de apoyar a su hijo será cuando éste tenga disciplina, éste sobrio y quiera trabajar en él y a su lado, algo que hasta el momento no ha hecho.

“Tristán necesita trabajar, nunca ha tenido trabajo”, concluyó dejando entrever que su primogénito ha tenido una vida fácil.

Tristán culpa a Yahir de sus adicciones

Mientras que el cantante reprocha que su hijo ande en malos pasos, Tristán culpa a Yahir de sus adicciones.

En declaraciones para la revista TVNotas, Tristán, de 22 años de edad, asegura ser adicto debido a que de niño consumía medicamentos para la depresión y la ansiedad a causa de la ausencia de su padre.

Por lo que vivió en el infierno cuando su padre Yahir comenzaba a probar la fama.

Siendo que vivir en Sonora sin una figura paternal fue difícil ya que desde niño lo incentivaron a beber alcohol.

“En Sonora te dicen: tome una cerveza, hágase hombre”, por lo que comenzó a probarla así como la marihuana, el cigarro y algunas drogas.