20 de octubre de 2021 | 17:10
Famosos

Teo González fue hospitalizado luego de sufrir infarto

El comediante Teo González fue hospitalizado de emergencia tras sufrir un infarto; su estado de salud se reporta como estable.
Teo González
Compartir en

El comediante Teo González tuvo que ser hospitalizado, luego de sufrir un infarto mientras estaba en su casa.

De acuerdo con los informes, Teo González, quien ha participado en programas como “Humor es los Comediantes”, “Festival de Humor” y “Fábrica de Risa”, fue trasladado a un hospital de Guadalajara de manera inmediata, donde tuvo que ser sometido a una intervención quirúrgica.

Teo González

Teo González es hospitalizado tras sufrir un infarto, hasta el momento se reporta como estable

Teo González, actualmente tiene 60 años de edad; de acuerdo con los informes, se encuentra en terapia intermedia.

Además, su estado de salud hasta el momento se reporta como estable. Incluso se ha revelado que, a pesar de estar algo adolorido, está consciente; lo que ha tranquilizado a los médicos y a los allegados del comediante, quien también es conocido comúnmente como “El comediante de la cola de caballo”.

De igual manera se reveló que Teo González tuvo su intervención quirúrgica en un hospital de Guadalajara.

Teo González saltó a la fama gracias a ‘La Fábrica de los Sueños’

La carrera de Teo González inició cuando entró a laborar a Televisa en un programa que se realizaba en Guadalajara; pero fue gracias a su gran carisma que decidieron trasladarlo a “La Fábrica de Sueños”.

Fue de ese modo que comenzó a ganar popularidad y cariño por parte del público.

Asimismo, Teo González es reconocido por disfrazarse de Pai Pai, un personaje de la serie de Dragon Ball, pero personalizado a su propio estilo.

¿Teo González iba a ser futbolista en lugar de comediante?

Otro de los detalles de la vida personal de Teo González es que su plan inicial era convertirse en un reconocido futbolista.

Incluso, debutó para la primera división de León, pues él es originario de Guanajuato.

Sin embargo, al encontrar su otra pasión, que era la comedia, fue que desistió de aquel sueño.