Gerard Piqué y Clara Chía fueron captados en Dubái y aunque andaban de vacaciones y ella llevaba una rosa en la mano, no parecían tan felices.

¿Recuerdas la primera foto de Gerard Piqué -de 36 años de edad- con Clara Chía? Donde ella lucía un vestido largo en tonos pastel y se les veía muy felices.

Pues a diferencia de aquel momento, un paparazzi los captó en Dubái, pero ya no transmiten la misma alegría que en aquella boda donde fueron como pareja.

¿Se acabó el amor? Clara Chía pasea con rosa, pero Gerard Piqué no se ve muy feliz

A través de un video compartido en modo paparazzi por ‘El Gordo y La Flaca’, se pudo ver a Gerard Piqué junto a Clara Chía -de 24 años de edad- de vacaciones en Dubái.

Pese a que estas serían las primeras vacaciones que -oficialmente- se tomarían como pareja tras el escándalo de Shakira, las imágenes han dado mucho de qué hablar.

Y es que pese a que se ve a Clara Chía con una rosa en la mano, que se traduciría en un momento romántico, esto se terminó al seguir corriendo las imágenes.

¿Por qué?

En todo momento se puede ver a Gerard Piqué caminar primero que su novia, e incluso, la deja algunos metros atrás detrás de él.

Sin embargo, también podría existir la teoría de que Clara Chía se incomoda entre los fans del futbolista y por eso se aleja de él.

[object Object]

En las imágenes se le ve a Piqué con Clara Chía detrás, cuando se detiene junto a una mujer y un pequeño, a quienes les dice -no- y sigue caminando.

Según la explicación del programa de espectáculos, Gerard Piqué se habría negado a darle una fotografía a su fan.

Luego de la negación, se le ve a Clara Chía caminar muy seria detrás de Gerard Piqué, quien ni la toma de la mano, solo sigue de largo.

Gerard Piqué ya no sería tan caballeroso con Clara Chía

Amiga date cuenta; un video anterior donde Gerard Piqué fue abordado por un reportero, se le vio también con Clara Chía y con actitudes poco caballerosas.

Recordemos que este video fue aquel donde el futbolista hasta estrella a Clara Chía con un letrero, con tal de huir de la prensa.

Lo poco caballeroso de Gerard Piqué se nota desde la forma en que jala a su novia -yendo él por delante-, la estrella, se burla de ella y la suba un poco para seguir en la huida.