21 de septiembre de 2021 | 20:39
Cine

‘Black Widow’, el agridulce regreso del MCU al cine (RESEÑA)

‘Black Widow’ es una película con excelentes personajes, grandes actuaciones y temática interesante; pero con varias fallas en el villano y de montaje.
Black Widow
Compartir en

La historia de Black Widow en el cine es de paciencia; la vengadora tuvo que esperar más de 10 años su película en solitario y retrasar el estreno de esta.

Así, un año después de lo planeado por fin se estrena en cines y Disney+ la primera (y última) película de ‘Black Widow’ con Scarlett Johansson.

¿Valió la pena la espera? Sí y no; ‘Black Widow’ entrega un buen desarrollo de personajes y actuaciones, además de tener de fondo una temática fuerte.

Sin embargo, ‘Black Widow’ se llega a caer conforme avanza debido a pésimos villanos, el miedo a profundizar en sus temas y un mal montaje en las escenas de acción.

Pero vayamos por partes en todo lo que compete a ‘Black Widow’.

¿De qué trata ‘Black Widow’?

Black Widow’ nos regresa varios años en el pasado, exactamente a un momento casi inmediato a los sucesos de ‘Civil War’.

Black Widow’ ahora es una fugitiva por no cumplir los Acuerdos de Sokovia, por lo que se refugia en una antigua casa de seguridad.

Cuando parecía que todo estaba en calma, es atacada por Taskmaster quien busca un objeto que posee Natasha Romanoff por error.

Esto llevará a la vengadora a investigar más acerca del atacante y su objetivo, reencontrándose con su pasado, su familia y el infame Red Room.

Black Widow Red Room

En un principio la premisa de ‘Black Widow’ nos recuerda un poco a las películas de espías de los 60 y 70, en el punto más alto de la Guerra Fría.

Esto no es coincidencia, pues la creación de la Black Widow responde precisamente a ese ambiente geopolítico, así como los mitos que se crearon a su alrededor.

Organizaciones secretas, dobles agentes, asesinas y el control mental crean una trama interesante durante la primera mitad de la película.

Lo cual se ve reforzado por la extraña relación familiar que se forma entre Natasha, Yelena, Red Guardian y la doctora Melina Vostokoff.

La relación entre estos se siente orgánica y hace avanzar la trama sin alejarse del punto del espionaje y los secretos armamentistas.

De hecho se hace un señalamiento a qué tan reales pueden ser la relaciones entre personas que simplemente “cumplen órdenes” (soldados, policías, agentes).

Lamentablemente, todo este gran desarrollo se ve cortado en un tercer acto bastante flojo.

Principalmente porque se desaprovechan totalmente a los villanos, dándoles una justificación que pudo ser muy fuerte; pero que al final se siente intrascendente.

Las geniales heroínas y los pésimos villanos de ‘Black Widow’

Ya que tocamos el punto de los villanos en ‘Black Widow’, hablemos de los personajes en general.

Del lado de las heroínas, las dos Black Widow, Natasha Romanoff y Yelena Belova, brillan sin excepción.

Por un lado Scarlett Johansson se nota en total control de la asesina rusa, demostrando su experiencia de más de 10 años en el MCU.

Mientras que Florecen Pugh hace suya a la nueva Black Widow, demostrando que no es igual a su hermana mayor, al tener personalidad propia.

De hecho, la película la usa a ella y al Red Guardian para burlarse de algunas convenciones del mismo MCU.

Por ejemplo, de las innecesarias poses “de héroe” de los personajes de la franquicia, así como de la representación ideológica a la que se llegan a someter.

Ambas Black Widow se compenetran muy bien y de verdad sientes que estás viendo una relación entre hermanas.

A esto hay que sumar al Red Guardian y a Melina Vostokoff, quienes cumplen la función de figura paterna y materna.

Black Widow

Red Guardian, interpretado magistralmente por David Harbour, sirve más que nada como alivio cómico.

Un antiguo súper soldado soviético que vive de sus viejas glorias; pero que a pesar de todo busca cuidar a sus “hijas”.

Si bien no tiene grandes momentos de heroísmo, su valor radica en la relación que entabla con las Black Widow durante la película.

Lo mismo va para la Melina Vostokoff de Rachel Weisz, quien es la madre del equipo; pero no por eso es menos relevante.

Black Widow

Pues es fundamental no sólo para esta extraña familia, también para el pasado de Black Widow y todo lo que involucra el mismo.

El momento cuando se reúnen es uno de los mejores de la película y muestra como encajan perfectamente con su personaje en la dinámica.

Otra cosa a destacar es que nos venden a cada integrante como seres con muchas imperfecciones.

Red Guardian, Natasha y Melina se arrepienten de varias cosas de su pasado, mostrando que sus actos no siempre han sido los correctos.

Black Widow

Esto les da una gran carga de humanidad porque no se les muestra como el punto más alto de la moralidad, sino como personas en toda la extensión.

Yelena sería la única que no entraría en esta categoría, pues se vende la idea que en realidad nunca ha estado en control de sus actos.

Lamentablemente, del otro lado de la moneda tenemos a un grupo de villanos genéricos con una justificación igual de genérica.

Marvel vuelve a repetir su fórmula dándonos a un antagonista olvidable en la forma del Dreykov de Ray Winstone y Taskmaster.

Black Widow

El primero básicamente es el malo que es malo porque la historia dice que él tiene que ser el malo.

En todo el desarrollo de ‘Black Widow’ no se nos da una razón real de por qué hace lo que hace.

Se habla de poder político y bélico; pero en realidad jamás lo ves a él como un verdadero peligro.

Por su parte Taskmaster es totalmente desperdiciado; al principio se muestra imponente, pero después sus participaciones se vuelven escasas.

Black Widow

Llega al punto en que sus batallas literalmente son cortadas sin llegar a un punto climático; ni siquiera la revelación de su identidad le devuelve protagonismo.

Lo mismo va para el resto de las Black Widow, son totalmente desechables, tanto en la trama como en la práctica.

No puedes empatizar o sentir algo para con las Viudas porque estas aparecen muy poco tiempo en pantalla y no hacen o dicen nada relevante.

Y esto es preocupante porque una de las líneas narrativas va alrededor de las Viudas, el Red Room y lo que significan.

Black Widow

Se supone que las Viudas son meras armas reemplazables que están sometidas al control de un ente en el poder (Dreykov), quien las deshumaniza.

Siendo una especie de metáfora tanto a cómo se ve a los soldados, y a la opresión que sistemáticamente han sido sometidas las mujeres históricamente.

Sin embargo al no verlas en un punto relevante, el mensaje se desdibuja y en lugar de verlas como seres encomiables, se vuelven los mismo fetiches que critican.

Las Viudas son simples muñecas que están ahí para que Natasha, Yelena y Dreykov se luzcan en todo lo que es ‘Black Widow’.

‘Black Widow’ falla en las escenas de acción

Algo que nos sorprendió al ver ‘Black Widow’ es que para ser una película de Marvel, falla mucho en el montaje de varias de las escenas de acción.

De hecho ‘Black Widow’ tiene una ambivalencia brutal en las secuencias de este tipo.

Por un lado tienes grandes momentos como una persecución, la presentación de Taskmaster y una huida de gulag.

Mientras que del otro tienes un enfrentamiento final que no es tal y combates entrecortados que duran menos de un minuto en total.

Black Widow

Junto a eso tenemos el abuso de la “cámara loca”, esto es, un movimiento excesivo de la cámara para dar la impresión de que la secuencia es muy intensa.

Sin embargo, esto más bien denota o una carencia de intensidad en la escena o una coreografía muy mal implementada.

También podríamos señalar que ‘Black Widow’ tiene varios momentos dignos de ‘Rápidos y Furiosos’; es decir, momentos de acción que rayan en lo ridículo.

No obstante, la película se inserta en un universo con mapaches que hablan y en realidad estos son los momentos que más se disfrutan.

‘Black Widow’ es una película que debió de haber salido hace 10 años

La película de ‘Black Widow’ se siente un poco fuera de lugar, no porque su mensaje sea caduco o algo así (de hecho su fundamento es muy actual).

Más bien porque Black Widow merecía una película desde hace 10 años y sorprende que Marvel le haya dado salida a otros personajes antes que a ella.

Incluso en la misma continuidad del MCU se siente un tanto inconexa al mandarte a un punto del limbo de todo este universo.

Aunque eso podría ser algo positivo, pues es de las pocas películas de Marvel donde no necesitas ver nada previo para entender lo que pasa.

Fuera de ciertos momentos muy escogidos, ‘Black Widow’ se siente totalmente desconectada de su franquicia madre.

No obstante, si eres fan de las películas de superhéroes, y sobretodo del MCU; ‘Black Widow’ entrega un espectáculo aceptable.

Sobretodo por la gran química de la “familia” protagonista y el gran desarrollo de la trama en dos tercios de metraje.

La pasarás muy bien y las actuaciones te atraparán desde sus primeros minutos.

Black Widow

Ahora que si buscas algo al nivel de ‘Winter Soldier’, ‘Black Panther’ o ‘Infinity War’, lamentamos decir que aquí no lo encontrarás.

Black Widow’ se queda muy corta en su climax y conclusión, lo que afecta al producto final.

Su mensaje no se acaba de desarrollar y sus villanos son totalmente olvidables, lo cual es una lástima.

Scarlett Johansson y su Black Widow merecían una película impresionante, no sólo una aceptable.