Famosos

Así luce la hija de Lorena Rojas a sus 7 años de edad

Mayra Rojas y Luciana@mayra_rojastv

Mayra Rojas, se hizo cargo de Luciana, cuando su mamá Lorena Rojas murió de cáncer. 

Luciana tuvo que enfrentar la muerte de su mamá Lorena Rojas cuando apenas tenía un año y 5 meses de edad, razón por la que Mayra Rojas, hermana de la fallecida, se hizo cargo de ella y es quien actualmente la cuida y protege así como documenta su crecimiento para posteriormente publicarlo en redes sociales.

Gracias a Mayra sabemos cómo luce Luciana a sus 7 años. Recientemente la presentadora de televisión compartió una foto en Instagram de la niña lista para partir la deliciosa rosca de reyes, acción que tuvo lugar el pasado 6 de enero.

Las reacciones no se hicieron esperar, algunos cibernautas notaron que la hija de Lorena Rojas tiene un parecido con Mayra y es que ambas lucen cabello largo, ojos almendrados y sonrisa encantadora. “Está bellísima”, “Hasta parece que tú pariste a Luciana”, “Qué bonita foto”, “Que la vida las llene de bendiciones, salud y mucho amor”, “Deseo que los reyes les traigan cosas buenas, trabajo, mucha salud y estén muy felices”, son algunos de los comentarios.

Asimismo compartió su reciente TikTok, donde Luciana usó un filtró para resaltar sus brillantes ojos mientras pregunta a una elefante si le sabe a mocos el agua que bebe con ayuda de su trompa. El video está por alcanzar las 4 mll reproducciones.

¿Quién fue Lorena Rojas?

Seydi Lorena Rojas González, conocida artísticamente como Lorena Rojas, fue una actriz mexicana de ascendencia costarricense que destacó en el mundo de la farándula por su actuación en telenovelas como ”Alcanzar una estrella”, “El alma no tiene color”, “Azul tequila”, “Como en el cine”, “El cuerpo del deseo”, y “Rosario”, entre otras.

Fue en 2008, tras su trabajo en el melodrama “Pecados ajenos” cuando le diagnosticaron cáncer de seno y huesos luego de irse a realizar un chequeo para conocer sus posibilidades de quedar embarazada.

La noticia no la hundió en la depresión, al contrario, enfrentó la terrible enfermedad con valentía y un año y medio después lo superó, por lo que en el 2013 se decidió a adoptar a Luciana. Su vida parecía haber tomado un nuevo rumbo, además de convertirse en embajadora de la Fundación Lance Armstrong que apoya a enfermos de cáncer de todo el mundo, la dicha en su familia la compensaba por los días de preocupación que pasó y los que enfrentaría.

A la actriz le volvió el cáncer, está vez más agresivo, está vez se alojó en el hígado. Perdió la batalla. Su muerte tuvo lugar en febrero de 2015.