Famosos

Alfredo Adame quiere reconciliarse con sus hijos, pero no los buscará

Alfredo AdameAgencia México

El conductor reveló que ya quiere dejar atrás todos los rencores con sus hijos Diego, Sebastián y Alejandro.

El pasado 4 de agosto Alfredo Adame arremetió en contra de sus hijos y aseguró que ya no los quería ver porque eran unos “malagradecidos” que sólo lo buscaban por interés.

A casi dos meses de haber criticado a sus hijos Diego, Sebastián y Alejandro, el presentador reveló que espera una reconciliación ya que las diferencias que tuvo con ellos fueron ocasionadas por Mary Paz Banquells.

En una nueva entrevista para la revista TVNotas el famoso señaló que esta dispuesto a dejar todos los problemas en el pasado y confesó que si los extraña. Sin embargo, puntualizó que él no los buscará ya que espera que sea ellos quienes decidan acercarse.

Alfredo Adame confesó que las declaraciones en contra de sus hijos las hizo en un momento donde se encontraba muy enojado y que no tiene cargo de conciencia. Señaló que palabras no fueron para tanto y que nunca les hizo nada.

El presentador aseguró que no espera una disculpa pero que si haya una intención de reconciliación por parte de Diego, Sebastián y Alejandro. En su entrevista el también actor detalló que el distanciamiento con sus hijos fue provocado por Mary Paz Banquells.

Señaló que su exesposa fue la que le metió cosas en la cabeza de sus hijos y por ello se generaron los problemas. Alfredo Adame puntualizó que en ese momento sintió que lo habían dejado sólo y que el tenía que andar buscando su cariño.

En este sentido el famoso puntualizó que su mamá busca que ellos sigan viviendo en su casa para que paguen sus gastos.

El conductor puntualizó que aunque quiere la reconciliación con sus hijos, las cosas van a cambiar ya que destacó que no quiere convertirse en su chequera.

Alfredo Adame finalizó su entrevista señalando que si sus hijos recapacitan los rencores se quedan atrás, pero antes debe de platicar con ellos para cerciorarse que no se encuentren influenciados ni por su mamá ni por nadie más.