¿Y qué tal está la nueva película de Cazafantasmas?

Película 'Cazafantasmas'
Película 'Cazafantasmas'Tomada de película

Un error de la franquicia.

Es curioso que aún, después de 32 años de haberse proyectado en cines la película original, la mantengamos tan cerca de nuestro recuerdo de infancia. Un poco de nostalgia, de efectos especiales prácticos más la comedia de Bill Murray, Dan Aykroyd, Harold Ramis y Sigourney Weaver hicieron un filme de ciencia ficción sobresaliente. Con la esperanza de revivir la franquicia, Sony Pictures lanzó una cinta de una historia olvidable, donde la comedia es escasa y los efectos especiales se ven de baja calidad y apresurados.

Este proyecto de más de 100 millones de dólares de presupuesto de realización y otro ciento más en bombardeo publicitario, vale lo mismo que el papel con el que fue impreso el boleto de ingreso a la sala, nada.

Podemos señalar a muchos culpables: al estudio por rapiñar la franquicia, al elenco por no hacer una actuación verosímil, al  público por no saber lo qué quiere ver en pantalla, la visión misógina del público por no querer una cinta protagonizada por mujeres. Aunque, la verdad nada es la razón del por qué ésta es una mala película, el único culpable es el realizador de la misma.

El director Paul Feig es el único que no comprende de qué trata la franquicia, su dirección queda corta para la magnitud que se buscaba. El guión es escrito por él y su socia Katie Dippold. Es un monumento a clichés fílmicos, donde el súper elenco hace un esfuerzo sobrehumano con el material encomendado y aún así queda corto.

A un mes de haberse estrenado en Estados Unidos, un recuento de daños nos dejó este resultado:  más de 70 millones de dólares de deuda para el estudio que la produjo y cero esperanzas de una secuela (gracias a dios).  

El elenco es un ensamble de en sueño: Kristen Wiig, Melissa McCarthy, Kate McKinnon y Leslie Jones son la nueva generación de Cazafantasmas. Todas hacen un trabajo impresionante para mantener el ritmo cómico, pero ni con todas sus fuerzas lo logran. La premisa es muy sencilla, este grupo de mujeres de distintos estratos sociales y culturales se unen para defender a Manhattan de una inminente  invasión fantasmagórica y nadie les cree (esta es la exacta premisa de Cazafantasmas 2, un plagio descarado; sin embargo, funcionó en 1989. Un buen ejemplo es Star Wars Force Awakening de 2016  y sus similitudes con A New Hope de 1977). 

En esta ocasión, el realizador decide capturar todos los efectos por computadora y así negar oportunidad a la actrices para desarrollar su personaje. La más afectada y por mucho es Leslie Jones y los constantes clichés raciales. Haciendo una cinta totalmente vacía en contenido.

La nueva entrega por supuesto debía existir, pero de otra forma, con elenco original y con los múltiples guiones que Dan Aykroyd y Harold Ramis escribieron  a lo largo de 20 años y que fueron olvidados solo porque Bill Murray se interpuso con la realización. 

Ver bajo tu propio riesgo. 

0
comentarios
Ver comentarios