30 de noviembre de 2021 | 13:04
Divesidad

Pareja gay adopta a bebé con VIH

En Argentina, una pareja gay adoptó a una bebé con VIH; además, la pequeña fue rechazada por 10 familias
Pareja gay
Compartir en

En Argentina, Ariel Vijarra y Damián Pighin, una pareja gay, logró adoptar a una bebé que había sido rechazada en diez ocasiones debido a que era portadora de VIH. Después de estar durante dos años en lista de espera, en 2019, este matrimonio pudo adoptar a la pequeña a la que nombraron Olivia.

Ariel y Damián fueron una de las primeras parejas en contraer matrimonio igualitario en la provincia de Santa Fe, Argentina, en 2012, posteriormente, comenzaron los trámites para poder adoptar a un bebé, por lo que se inscribieron en el Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos (RUAGA).  

La pareja gay adoptó una bebé de 28 día de nacida que contrajo VIH por medio de su madre

Dos años después, en 2014 la pareja recibió la noticia de que había una bebé de 28 días de nacida que podían adoptar; sin embargo, les explicaron que la pequeña tenía VIH debido a que su madre padecía la enfermedad. 

En entrevista para medios locales, Ariel Vijarra comentó que personal del 'RUAGA' los consultaron para saber si estaban seguros antes de iniciar los trámites de adopción, pero ellos nunca dudaron en tener a la bebé casi recién nacida.

“Nosotros nunca lo dudamos y lo primero que le pedimos fue que nos autorizaran a conocerla ese mismo día”

Ariel Vijarra <br>

Cuatro meses después de adoptar a Olivia, la pareja gay adoptó a otra bebé

Al hablar con la pareja, personal del ‘RUAGA’ les explicaron que la bebé había sido rechazada en 10 ocasiones por otras familias debido a su condición. La institución les dijo que: “Eran matrimonios heterosexuales y políticamente correctos que la rechazaron por estar supuestamente enferma”.

La pareja comentó que cuando les entregaron a la bebé, el primer contacto entre los tres fue fundamental, por lo que la tomaron entre sus brazos para darle leche desde el biberón y notaron que ella se sentía cómoda. 

“Apenas la vi, sentí que era mi vida. La conexión fue inmediata. Era muy chiquita y pesaba muy poquito. La tuvimos en brazos, le dimos el biberón y nos miraba con los ojos bien abiertos y sin llorar”

Damián Pighin

Después de varios tratamientos médicos durante un año, doctores le informaron a la pareja que la pequeña Olivia había dado negativo a las pruebas de VIH.

Cuatro meses después de adoptar a Olivia, la pareja pudo adoptar a otra bebé de nombre Victoria que fue entregada por su madre al nacer.