Matrimonio igualitario, a unas horas de volverse realidad en Irlanda del Norte

Protesta por la despenalización del aborto en Irlanda del Norte.
Protesta por la despenalización del aborto en Irlanda del Norte.Paul Faith / AFP

Irlanda del Norte es la única región de Reino Unido que no ha legalizado en matrimonio igualitario y el aborto. 

Actualmente, Irlanda del Norte es la única parte del Reino Unido en donde no se ha legalizado ni el matrimonio igualitario, ni el aborto, sin embargo, eso está a sólo unas horas de cambiar, pues cuando Londres tomó el poder sobre la región cuya autonomía fue suspendida, los procesos legislativos en cuanto a ambos derechos, se han acelerado.

El Parlamento de Irlanda del Norte fue disuelto en 2017 y desde entonces no se ha conseguido la consolidación de un nuevo gobierno; si esto no sucede antes del que finalice el 21 de octubre, tanto el aborto como el matrimonio entre personas del mismo sexo se aprobarán y deberán entrar en vigor a más tardar en enero de 2020.

Aunque aún faltan algunas horas para que esto suceda, las posibilidades de que se instaure un gobierno autónomo son prácticamente nulas debido a que, durante los últimos años no se han conseguido los acuerdos necesarios entre el Partido Unionista Democrático (DUP) y el Sinn Fein para para restaurar el poder ejecutivo.

El matrimonio igualitario es uno de los temas que mantiene polarizada a la política en la región, pues a pesar de que una encuesta de 2015 indicaba que al menos dos terceras partes de la población mayor de edad estaba a favor de que se aprobara, el DUP, uno de los partidos más conservadores de Europa, se ha empeñado en bloquear su avance.

El aborto en Irlanda del Norte

Con respecto al aborto, Amnistía Internacional informa que con la despenalización del aborto, también se retiran las acusaciones en contra de mujeres que fueron procesadas por cualquier hecho relacionado con el tema; esto sería efectivo a partir del mismo 22 de octubre.

De acuerdo con declaraciones de Grainne Teggart, responsable de campañas de Amnistía Internacional para Irlanda del Norte, esta medida supone el fin de “la prohibición del aborto que estuvo en vigor durante 158 años” en la región.

Protestas de último momento

Según informa AFP, este 21 de octubre, algunos legisladores del antiguo parlamento se dieron cita en el edificio desde el que despachaban para manifestarse en contra del avance de las leyes que legalizan el aborto y el matrimonio entre parejas del mismo sexo. 

Una vez más, las opiniones estuvieron divididas; por un lado, Arlene Foster, que lidera el DUP dijo que "este es un día muy triste" y pidió a las personas que hoy celebrarán, pensar en los que no comparten su sentir. 

"Algunas personas festejarán; les digo: 'piensen en los que estamos tristes y estimamos que es una afrenta a la dignidad y a la vida humana'"Arlene Foster

Por su parte, Michelle O'Neill, líder del partido republicano Sinn Fein calificó el acto emprendido principalmente por integrantes del DUP como un "golpe político" y aseguró que lo considera "deshonesto con la población".

En el mismo sentido, Trevor Lunn, diputado de la Alianza MLA, dijo que el grupo de diputados que regresó al Parlamento lo hizo sólo "para intentar negar a las mujeres y a la población LGTBI los derechos que tienen garantizados en el resto del Reino Unido".

Con información de Europa News, Reuters, AFP y Amnistía Internacional.

0
comentarios
Ver comentarios