Diversidad

Huye de Camerún por ser lesbiana y en España le niegan asilo

Agentes interrumpieron en la vivienda de Christelle para arrestarla bajo la acusación de que era lesbiana.

Christelle Nangnou, una camerunesa que ha estado retenida 24 días en la sala de inadmitidos de Barajas, podrá permanecer en España tras el recurso que presentó debido a la denegación de solicitud de asilo debido a que salió de su país pues su vida corría peligro por su condición abiertamente homosexual.

Esto parace una muy buena noticia, sin embargo, durante su estancia en España la chica no podrá trabajar y vivirá a lado de muchas más personas que recogen distintas ONG's y que presentan características similares de vulnerabilidad.

Nangnou ha declarado que pese a que ha recibido autorización de permanecer en Madrid, vive con el miedo de que en cualquier momento la suban a un avión y a regresen a Camerún, donde asegura, podría ser asesinada debido a que su fotografía fue publicada hace poco en un diario local donde la identificaban como líder de un grupo gay, una "práctica" que la propia publicación etiquetaba como "satánica".

En Camerún, ser homosexual implica pasar hasta 5 años de cárcel, y aunque sólo se puede detener a una persona si es encontrada besándose públicamente, agentes interrumpieron en la vivienda de Christelle para arrestarla bajo la acusación de que era lesbiana. Fue así como su familia se enteró de su orientación sexual y ahora no quieren saber nada de ella.

La mujer tomó un avión y voló a Nigeria, donde permaneció nueve días escondida. De ahí salió para Madrid, camuflando su identidad a través de la documentación de otra persona.

No obstante, cuando la chica pidió asilo, el gobierno español se lo negó, y no sólo eso, sino que han intentado repatriarla en cuatro ocasiones, la última el 7 de abril. La vistieron por la fuerza y la subieron a un avión. Sin embargo, ante su llanto y gritos, los pasajeros se solidarizaron con ella y pidieron a los agentes que la desembarcaran.

Durante el forcejeo,  Nangnou sufrió desgarro en las uñas y sangró, por lo que fue trasladada a la enfermería del aeropuerto.

"Estamos muy preocupados por su situación y tememos que al final la deporten", externó Rubén López, activista en defensa de los derechos de homosexuales.