'El príncipe y la modista', la película protagonizada por una princesa trans

El príncipe y la modista
Sebastián se convierte en Crysallia con ayuda de FrancesEl príncipe y la modista

El príncipe y la modista cuenta la historia del un Sebastián, un príncipe que se hace llamar Crystallia cuando nadie lo ve.

La diversidad parece estar cada vez más presente en películas y series infantiles y eso nos encanta, pero es aún más emocionante saber que en esta producciones están involucradas grandes talentos como los de Kristen y Bobby López, compositores del tema principal de Frozen; la pareja anunció que están trabajando en una nueva película protagonizada por una princesa trans.

Tras su tercera nominación al Oscar por el tema “Into the Unknown” de Frozen 2, los López revelaron que se encuentran trabajando en una adaptación para cine de la novela gráfica “El príncipe y la modista” creada por la escritora estadounidense Jen Wang y publicada en 2018.

Aunque aún no se conocen muchos detalles sobre la nueva película, se sabe que tras el éxito que el libro tuvo al entrar en el mercado, de inmediato Universal Pictures comrpró todos los derechos cinematográficos, por lo que cabe esperar que sea esta productora la que lleve la historia a la pantalla grande.

El príncipe y la modista: una historia de amor y diversidad

El príncipe y la modista cuenta la historia de Sebastian, un príncipe de 16 años cuyos padres le buscan, cada vez con más prisa, a una novia. Sin embargo, él está mucho más ocupado en vivir su juventud y ocultar un secreto que parece inconfesable: por las noches le gusta usar los vestidos que usualmente portan las mujeres de su sociedad; con ellos recorre las calles de París haciéndose llamar Lady Crystallia.

Pero hay un elemento más sin el que la historia no sería posible. Frances es una talentosa costurera con la que Sebastian entabla una amistad gracias a la que logra hacer realidad su sueño de portar los más hermosos vestidos. La relación entre Sebastian/Crystallia y Frances va haciéndose cada vez más estrecha, lo que hace que el príncipe tenga otra cosa que confesar a su familia.

A pesar de que en el libro Wang nunca especifica si Sebastián se identifica como mujer, o simplemente disfruta usar la indumentaria asociada con el género femenino para pasear por las calles, la historia se ha convertido en un referente capaz de visibilizas y dar voz a las infancias y adolescencias trans.

0
comentarios
Ver comentarios