Deportes

Renato Ibarra y Lucely Chalá presumen el nacimiento de su hijo; "El amor siempre gana", aseguran

Renato IbarraCristian de Marchena/Mexsport

Fue a través de las redes sociales de Chalá donde anunciaron la llegada de su hijo. 

El exjugador del América y actual futbolista de Atlas, Renato Ibarra, y su esposa Lucely Chalá anunciaron en redes sociales el nacimiento de su hijo; meses después de que ella acusara al futbolista ecuatoriano por violencia familiar e incluso tentativa de feminicidio. 

Fue a través de la cuenta de Instagram de Lucely Chalá donde dieron a conocer la noticia con una foto de la pareja junto a su hijo Adriano. Además, la publicación estuvo acompañada de la frase: "El amor siempre gana", dando a entender que han arreglado sus problemas maritales. 

Familia Ibarra@LucelyChalaG

Fue el  5 de marzo de este año cuando se dio a conocer que Renato fue detenido junto con otras 5 personas por una aparente riña familiar, en la que agredió físicamente  a Lucely Chalá, quien ya estaba embarazada. 

A Renato y los otros implicados, entre ellos dos hermanos del ex de América, se les acusó de violencia familiar, tentativa de feminicidio y tentativa de aborto, por lo que estuvieron detenidos en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México. 

Lucely Chalá y Renato Ibarra comparten en sus redes sociales estas imágenes donde celebran la llegada de su segundo hijo.

¿¡Yo qué les puedo decir!?🤷🏻‍♂️ pic.twitter.com/0tpR4zgq8X

— Jorge Lara Paredes (@JorgeLaraP) September 27, 2020

Se especuló con que la pareja, a través de sus abogados, llegarían a un acuerdo para la liberación de Renato Ibarra, quien ya había sido separado "de forma definitiva" del primer equipo del América. 

Cinco días después de que se dio a conocer la detención de Ibarra, el caso dio un giro de 180 grados, ya que en una audiencia Lucely Chalá negó que Renato la hubiera golpeado. 

Al futbolista se le quitaron los cargos de tentativa de feminicidio y aborto, quedándole sólo el de violencia familiar, por el que tuvo y tiene que seguir cumpliendo cierta normativas. 

Al ser liberado, se especuló sobre su futuro profesional. Muchos pensaban que se quedaría en América; no obstante, el equipo lo terminó vendiendo al Atlas, un fichaje por el que la institución rojinegra fue muy criticada.