4 de agosto de 2021 | 04:09
Deportes

Marco García sería aprehendido por acoso sexual

Marco García, jugador de los Pumas, fue acusado por haber tomado fotos sin su consentimiento a Itzel “N”, otrora maestra de juveniles.
Marco García
Compartir en

México.- Se podrían avecinar severos problemas para el Club Universidad Nacional (Pumas), toda vez que el caso de acoso sexual que involucra al juvenil Marco García fue reabierto.

Así lo dijo El Francotirador en su columna de Récord, donde además afirmó que Marco García regresaría al primer equipo del Club Universidad Nacional luego de una larga lesión que lo obligó a jugar con la filial de la Liga de Expansión.

De acuerdo con el citado comunicador, Itzel “N”, a quien Marco García habría acosado sexualmente al tomarle fotos sin su consentimiento, recientemente levantó una queja ante la Fiscalía General de Justicia de la CDMX, lo cual originó que reabriera el caso, de modo que en los días siguientes serían giradas órdenes de presentación y aprehensión contra los involucrados.

Expediente de Marco García estaba perdido

Y es que, según la misma fuente, funcionarios de la Fiscalía General de Justicia de la CDMX hicieron perdidizo el expediente de la denuncia interpuesta por la presunta víctima en contra de Marco García, quien está considerado como uno de los futbolistas más prometedores de la cantera de los Pumas.

Incluso varios de estos funcionarios fueron removidos de sus puestos luego de que fueran hallados culpables de “manipular el expediente”, tal como expuso El Francotirador en su columna de Récord.

Víctima niega haber otorgado el perdón a Marco García

Cabe señalar que habría sido en 2017 cuando Marco García tomó fotos por debajo de la falda a Itzel “N”, víctima quien en ese momento se desempeñaba como maestra de los juveniles y que fue despedida, supuestamente, por haber acusado al futbolista.

Según la cúpula de Pumas, “la entonces Directiva, a través del departamento de Recursos Humanos, apoyó a la agraviada e investigó el caso y, después de entablar diálogo con ambas partes, acordó no despedir al jugador, a petición de ella”.

Sin embargo, la presunta víctima negó haber perdonado a Marco García, incluso aseveró que fue presionada para no denunciar ante las autoridades judiciales competentes, además de que la directiva se encargó de borrar las fotos que probaban sus dichos.

Como se lee en la columna de El Francotirador, ni la pasada ni la actual directiva de Pumas ha sancionado de manera ejemplar a Marco García; es más, hasta lo han apoyado para que siga vigente, ya que la idea sería venderlo en el futuro dadas sus condiciones futbolísticas.