3 de agosto de 2021 | 16:40
Deportes

Liga Balompié Mexicano tendrá torneos largos; campeón se decidirá por puntos

Habrá hasta tres descensos por temporada, explicó Carlos Salcido
Carlos Salcido
Compartir en

México.- Quizá la nueva Liga Balompié Mexicano carecerá de aval por parte de la FIFA y de la Femexfut, pero es innegable que al menos intenta hacer las cosas distintas en relación a lo que ocurre en la Liga MX.

Y es que, de acuerdo con Carlos Salcido, flamante presidente de la Liga de Balompié Mexicano (LBM), el formato de competencia será similar al de las contiendas de Europa; es decir, se jugarán torneos largos y el campeón se decidirá por puntos.

Pero también incorporará ideas propias, por ejemplo, Carlos Salcido dijo en entrevista con W Deportes que habrá dos Liguillas, una de ellas tendrá como fin encontrar a un “súper campeón”.

“El sistema de juego es un torneo de un año, como los torneos anteriores o los de Europa. Lógico, el que hace más puntos es el campeón. Hay una mini Liguilla del 2 al 5 y el campeón de esa ‘mini Liguilla’ juega contra el campeón que hizo más puntos y ahí hay un ‘super campeón’”.

Carlos Salcido

Asimismo, el legendario ex jugador de Chivas confirmó que la LBM contará con divisiones inferiores en aras de que exista un formato de ascenso y descenso; de hecho, una de las Liguilla será para definir a los equipos que bajan, que podrían ser hasta tres en una misma temporada.

“Este mismo sistema lo tenemos para las segundas y terceras divisiones. En el tema del descenso, automáticamente si tienes 20 equipos, el lugar 20 y el 19 descienden. El campeón de segunda división que hizo más puntos asciende automáticamente. El campeón de la ‘mini Liguilla’ que juegan en la segunda división asciende automáticamente y el subcampeón juega un repechaje contra el lugar 18. Entonces puede haber 3 ascensos y 3 descensos de un golpe”

Carlos Salcido

Cabe señalar que propios y extraños se han manifestado a lo largo del tiempo para que la Liga MX adopte un formato similar, toda vez que incrementaría la competencia y no fomentaría la mediocridad que en ocasiones suele existir con los torneos cortos, donde el octavo equipo puede ser monarca.