Deportes

Por imprudencia y no saber nadar, Cuauhtémoc Blanco casi se muere en Valladolid

Cuauhtémoc BlancoOmar Martínez/Mexsport

Carlos Suárez recordó la ocasión en la que el 'Cuauh' se metió a la alberca sin saber nadar y tuvo que ser rescatado

Se cumplen 20 años desde que Cuauhtémoc Blanco dejóa sus amadas Águilas del América para comenzar su primera -y única- aventura por el balompié de Europa en España, de la mano del Valladolid, equipo donde estuvo poco tiempo, pero donde dejó varias memorias. 

Una de ellas fue cuando, durante una concentración del equipo, decidió meterse a una alberca sin saber nadar, poniendo en grave riesgo su vida, reveló en entrevista para ESPN, Carlos Suárez, quien entonces fuera presidente del club español. 

"Él era un profesional muy importante, él se tiró a la piscina y cuando volvieron los médicos y el recuperador nos dimos cuenta que no salía, tuvieron que tirarse a buscarlo; recuerdo que le reclamaron los terapeutas porque no nos dijo que no sabía nadar"Carlos Suárez. Exdirectivo del Valladolid

Zidane, Figo, Hierro y McManaman, en la barrera. Iker Casillas, en el arco. El golazo de tiro libre que Cuauhtémoc Blanco le marcó al Real Madrid en el Santiago Bernabéu. Con esta anotación, le dio el empate al Valladolid y arruinó la quiniela de sus propios compañeros, JA. pic.twitter.com/qZtXBUnAay

— Invictos (@InvictosSomos) April 27, 2020

Cuauhtémoc, sólo por debajo del Real Madrid y Barcelona

En la misma entrevista, Carlos Suárez destacó el nivel y la calidad que el mexicano llegó a mostrar en el Valladolid, tanto así que consideró que hubiera podido jugar en los equipos españoles que están sólo un nivel debajo de Real Madrid y Barcelona. 

“Si él hubiera podido dar el nivel que tenía cuando vino a Valladolid, creo que sí hubiera ido a un club más grande. Tal vez decir Real Madrid o Barcelona sea decir mucho, pero tranquilamente hubiera podido llegar a uno de esos clubes de segunda escala como son ahora el Atlético de Madrid, el Valencia o el Sevilla”

Blanco Bravo llegó al Valladolid en condición de préstamo para la temporada 2000-01, gracias a la buena actuación que tuvo con América en la Copa Libertadores. Con el club pucelano jugó un total de 23 encuentros en los que logró anotar tres goles, uno de ellos al Real Madrid de los Galácticos. 

Su paso en el club se vio afectado por la lesión que sufrió a una entrada del trinitario Ancil Elcock en un partido eliminatorio rumbo al Mundial 2002. Pese a que tuvo una participación aceptable, el club decidió no renovar el préstamo ni comprar su ficha, por lo que tuvo que regresar a México, donde siguió con una brillante carrera por varios equipos.