Combatir el crimen y la violencia sin balas

El coronel brasileño Robson Rodrigues da Silva, fundador y dirigente de las Unidades de Policía Pacificadora (UPP) de Río de Janeiro, Brasil, estuvo de visita en México para participar en el Foro Internacional sobre Políticas de Regulación del Consumo de Drogas, organizado por la Universidad Nacional Autónoma de México, donde describió las acciones que se llevaron a cabo en su país para expulsar de las favelas, SIN DISPARAR UNA SOLA BALA, a las bandas del crimen organizado que se habían adueñado de ellas y que habían convertido a la ciudad en una de las más violentas del mundo.

Lo  peculiar de su trabajo, según refiere el coronel en una entrevista que concedió al diario La Jornada, es que pudo llevarlo a cabo gracias a dos factores fundamentales: 1) el apoyo, es decir la VOLUNTAD POLÍTICA de las autoridades y  2) LOS RECURSOS para aplicar un programa de reducción del crimen y la inseguridad, que abrió oportunidades para los habitantes de las favelas.

Si usted quiere consultar la entrevista completa puede visitar la página:

//www.jornada.unam.mx/2012/05/03/politica/014e1pol 

Estos factores son los que han hecho falta en México para combatir la violencia y el crimen organizado y desorganizado. Ninguno de los gobiernos que hemos padecido, del PRI ni del PAN, han tenido la voluntad política para enfrentar las causas de esos flagelos y reducir las medidas coercitivas que lo único que hacen es potencializarlos. Tampoco los actuales aspirantes a la Presidencia de esos partidos tienen en sus planes reducir la violencia combatiendo sus causas, al contrario, prometen y se comprometen a continuar con la misma estrategia equivocada de Calderón de combatir el fuego con el fuego.

Es indispensable que antes de decidir por quién votar el próximo 1º de julio hagamos una reflexión profunda sobre la falta de voluntad política que existe en algunos candidatos para destinar más recursos a la educación y a la creación de empleos con salarios dignos, y empezar a revertir los efectos de la pésima política económica que adoptó el país a partir del mandato de Carlos Salinas de Gortari,  que tanto PRI como PAN quieren seguir manteniendo a pesar del drama nacional.

Andrés Manuel López Obrador ha dicho hasta el cansancio que sólo combatiendo las causas podemos resolver los problemas que tanto dañan a la sociedad y al país, y que resulta contraproducente usar la violencia para combatir la violencia.

Apostémosle al cambio en la vida pública de México. Aprendamos de los gobiernos de otros países, como Brasil, que anteponen el interés general a los intereses particulares o de grupo, y que trabajan para brindar bienestar al pueblo en vez de enriquecer a empresas trasnacionales y políticos corruptos.

NI UN VOTO A PEÑA NIETO NI A VÁZQUEZ MOTA

0
comentarios
Ver comentarios