Columnas

Las tres tristes comadres (más una)

Yeidckol Polenvsky, la cuarta de las tradicionales tres mosqueterasCuartoscuro

Con tales aliadas, para qué quieren la 4T y AMLO saboteadoras externas del 'feminismo conservador', ¿o cómo se llama ahora el movimiento?

Tres tristes tigres tragaban trigo en un trigal. En tres tristes trastos, tragaban trigo tres tristes tigres en un trigal.
Trabalenguas

¿Saboteadoras?

El gabinete de López Obrador es equitativo en la cuestión de género. Las mujeres forman parte del mismo en un 50 por ciento y en muchos casos ocupan importantes carteras. Desafortunadamente, la acción de tres de ellas en estos días y de Yeidckol Polenvsky como miembro importante de Morena, en lugar de generar tranquilidad y representación, ahonda la desinformación. Parecieran (ellas sí) querer sabotear a la 4T.

Irma Eréndira

Tiene razón Lydia Cacho al cuestionar la actitud de Irma Eréndira Sandoval. Aquí su tuit: “Me sorprende @Irma_Sandoval que tú que siempre fuiste libre, ahora descalifiques al movimiento de mujeres y encima digas que 'lavaremos platos'. Si quieres ayudar a tu presidente a sabotear, descalificar y acusar a las feministas de enemigas, te equivocas.”

Nadie puede decir que Lydia Cacho es conservadora. Además es de las periodistas que siempre ha pugnado por los derechos de las mujeres y los niños. Sus investigaciones y férrea defensa de estos grupos sociales son marco para el periodismo de investigación; yendo más allá, se han convertido clave para tumbar redes de trata.

Por ende, cuando cuestiona a Irma Sandoval, tan solo señala las incongruencias de una académica que en su momento entendía de las necesidades de la mujer y ahora las supedita a lo que ella cree son los designios de su jefe.

Tal vez la misma Irma Eréndira se dio cuenta de su error, cuando le contestó a Lydia Cacho: “lavar trastes era como una ironía para llamar la atención de lo retrógrada de una convocatoria que invita a las mujeres a escondernos en el espacio privado en lugar de salir a tomar el espacio público”. Sin embargo, a pesar de ello, comete dos errores la secretaria. El primero, no aceptar que se equivocó; eso resultaba más fácil y sencillo que la explicación dada. Y la segunda: hace del tema del feminismo un asunto de Andrés Manuel. No termina de entender que no se trata del presidente, que no es un tema de ideologías, de conservadores o liberales, tampoco de izquierda o derecha, es una verdad para dejar con vida a las mujeres.

Dice que López Obrador es el presidente más feminista que ha tenido México “le duela a quien le duela”. No duelen las etiquetas, doña Irma, duelen las muertas, las mujeres violentadas y duele ver que la 4T redujo o eliminó el presupuesto a 20 programas de apoyo a la mujer. Esos resultados hablan más del feminismo de este sexenio que cualquier adjetivo calificativo.

Luisa María Alcalde Luján

La secretaria más joven del gabinete de la 4T negó haber confirmado su asistencia a la “Ceremonia del Abrazo”. Dejó plantada a Nancy Pelosi, presidenta del Congreso, y tal vez en estos momentos la mujer más poderosa de EEUU. Ciertamente la única que ha enfrentado al berrinchudo Trump.

Luisa María compartió en redes: “Es falso que estuviera confirmada mi asistencia y eso fue del conocimiento de los organizadores, a quienes felicito porque su trabajo hermana a los dos países.” Si ella dice la verdad, se esperaría que los organizadores le dieran la razón, y también lo hicieran del conocimiento de la congresista estadounidense. Si no es así, se requiere una disculpa oficial de su parte a Pelosi. Hoy más que nunca México requiere tender puentes con las contrapartes de Trump; la comunicación con nuestro vecino no debe ser solo con un canal.

Rocío Nahle

El caso de la secretaria de Energía genera dudas: ¿es real su falta de conocimiento de la historia nacional (y la ortografía en general) o lanzó otra cortina de humo para que no hablemos de Dos Bocas y del paro del 9 de marzo?

Así su tuit: “Desde Palacio Nacional acompañe al presidente @lopezobrador_ en la ceremonia del aniversario luctuoso del Presidente Fransisco I. Madero y el Gral. José María Pino Suárez”. Pino Suárez fue el último vicepresidente de México y fue fusilado acompañando a Francisco I. Madero. No en balde, este ilustre tabasqueño, es conocido como 'el caballero de la lealtad...".

Yeidckol Polevnsky

Ya sabemos que vive en una realidad alterna desde que cambió su nombre, pero ha sido capaz de hacer lo mismo para mantener su cargo en Morena. No le importó la decisión del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. Solo en este fin de semana, Yeidckol realizó al menos cuatro asambleas informativas en el Estado de México. Firmar la invitación como “secretaria general en funciones de presidente de Morena” va en contra del proyecto de sentencia del Tribunal, el cual avala el congreso extraordinario de enero, donde se eligió como presidente temporal a Alfonso Ramírez Cuellar.

No solo eso, Yeidckol culpa a Ricardo Monreal y a Bertha Luján, presidenta consejera de Morena, de haber controlado el congreso pasado. Si quisiera un poquito al partido que le ha dado tanto, debería entender que en los procesos democráticos, a veces se gana y otras se pierde. Si lo que quiere es confundir a los miembros del instituto político y generar problemas donde no los hay, ahí la lleva...