Columnas

Ojalá Olga y Silvano no coman aguacate

Olga Sánchez CorderoMoisés Pablo / Cuartoscuro

La ex ministra de la Corte no ayudará a la relación bilateral con la misiva en cuestión.

-Agua pasa por mi casa,
cate de mi corazón.
El que no lo adivinara,
será un burro cabezón.
-El aguacate
Adivinanza

Ojalá tanto la secretaria de Gobernación como el gobernador perredista de Michoacán no coman aguacate hoy porque, después del entripado que tienen por el video de este mandatario en el que pide a los migrantes michoacanos y sus descendientes que ahora viven en Estados Unidos no votar por Donald Trump, seguro les hace daño. En el mismo, el titular del ejecutivo michoacano comenta la actitud de Trump, quien discrimina a los mexicanos, mientras señala que su contrincante en la carrera a la presidencia norteamericana, Joe Biden, ofrece propuestas benéficas a la comunidad migrante.

Olga Sánchez Cordero de inmediato mandó una carta a Silvano Aureoles Conejo exponiendo que México ha quedado en una posición “muy delicada” en política exterior por su mensaje en cuestión. Argumenta que dicho mandatario no se condujo dentro de los preceptos que establecen el respeto a la soberanía y autodeterminación de otras naciones.

Acto seguido, Silvano Aureoles le contestó a Sánchez Cordero, diciendo: “nuestros paisanos han sido maltratados, ofendidos y agredidos por Trump desde que era candidato”.

Michoacán es el primer estado expulsor de migrantes a los Estados Unidos producto de una diáspora que inició desde antes de la IIGM; muchos paisanos ya cuentan con la doble nacionalidad, aunque tampoco tantos como los 4 millones que presume Silvano votarían por un candidato u otro el próximo 3 de noviembre.

Sin embargo el titular del ejecutivo local es de los gobernadores peor evaluados en todas las encuestas más recientes. En términos de seguridad, corrupción, apoyo al sector productivo, Michoacán aparece en el sótano de las tablas. No solo eso, es sabido que Silvano tiene constantes enfrentamientos con el magisterio, permitiendo la toma de vías férreas (que son federales), casetas y con ello los productores de Michoacán tienen pérdidas altísimas. ¿Qué pretende, entonces, diciendo ahora que “nuestros migrantes no están solos”?

Por otra parte, el llamado del gobernador me recordó al realizado hace cuatro años por los senadores Mariana Gómez del Campo (PAN), Hilda Flores Escalera (PRI), Zoé Robledo (PRD y hoy director nacional del IMSS) y Dolores Padierna (PRD, hoy diputada federal por Morena), quienes en plena sesión del Senado se pusieron sus playeras con la leyenda “For president Hillary 2016”, respaldando a la entonces candidata demócrata. Nadie del gobierno en ese momento les llamó la atención, tan solo se permitió que externaran sus preferencias y en las redes se les hizo burla (con razón) de su apoyo.

El video evoca también al apoyo mostrado al mandatario estadounidense por la diputada local de Querétaro donde pedía el voto por Trump con su manta “Trump 2020 Keep America Great”. En ese caso, Gobernación guardó mutis, tal vez porque en ese momento Elsa Méndez era miembro del PES, partido que fue a las urnas en coalición con la 4T. Cierto... antes fue panista y ahora ya tampoco está afiliada al PES, pero esa es otra historia.

Así, a lo segundo que voy con este escrito, es que hablando con franqueza, y separando la posible violación constitucional en la que habría incurrido el gobernador, pensar que el video de Silvano pone al Estado mexicano en una “posición vulnerable” frente a Estados Unidos suena a exageración o, bien, a una forma de apuntar a uno de los gobernadores que conforman la Alianza Federalista. ¿Que no ha visto la secretaria Olga los desfavores que se (nos) propina la propia cancillería desde Avenida Juárez en La Alameda?

Así, la incursión de Cordero en asuntos propias de las relaciones exteriores y la protesta que hace —máxime cuando Trump claramente sí ha sido una calamidad para los migrantes— poco ayudará a la relación que el gobierno de la 4T guarda y que definitivamente tendrá que mejorar con el próximo presidente de Estados Unidos.

Cosa curiosa, aparte: Marcelo Ebrard busca reactivar sus contactos con el bando demócrata; esos que precisamente hace cuatro años, sin puesto en el gobierno federal pero sí teniendo un peso político de consideración, el hoy canciller mostró al apoyar a Hillary de forma abierta... ¿Suena conocido?

Total, que me parece que la ex ministra de la Corte no ayudará a la relación bilateral con la misiva en cuestión. A lo que se suma el que llama la atención que aquella que se autoproclamaba feminista y de avanzada, ahora como secretaria de Gobernación actúe en el bando más bien conservador. De otra forma es poco entendible su pronta amonestación a Aureoles por pedir que no se apoye a Trump.

Doña Olga y don Silvano ambos han olvidado lo principal de su labor, que es conducir y cuidar la política interna; del país, la primera, y de la entidad, el segundo. Así, en lugar de trabajar conjuntamente y velar por los intereses de los michoacanos quienes han tenido tomadas las vías férreas por meses dejando con ello pérdidas económicas (entre ellas la de la producción aguacatera de la entidad) y laborales muy considerables, les resulta más fácil enfilar sus fuerzas en polemizar al respecto de un video.

Como resultado, lo dicho: por lo pronto mejor que no coman aguacate.