¿Quién sigue? El de iniciales LV... y no, no es Louis Vuitton

Luis Videgaray y EPN
En la imagen LV con EPN
Aunque el enclave entre la L y la V forma un monograma que pertenece a Louis Vuitton, de hecho no fue él, sino su hijo Georges quien lo creó. Este ideó el monograma adornado con un patrón floral en 1896, 32 años después de que la marca fuese fundada realmente.
LV es una de las marcas de moda más falsificadas. Según algunas fuentes, casi el 20% de todos los accesorios falsificados que se venden en la Unión Europea tienen la marca Louis Vuitton.

www.logosmarcas.com
No saben que la mano señalada del jugador gobierna su destino; no saben que un rigor adamantino sujeta su albedrío y su jornada.
También el jugador es prisionero de otro tablero de negras noches y blancos días. Dios mueve al jugador, y éste, la pieza. ¿Qué dios detrás de dios la trama empieza de polvo y tiempo y sueño y agonías?

Jorge Luis Borges

Independientemente de si el ministro Eduardo Medina Mora Icaza renunció a la Suprema Corte de Justicia para atender asuntos personales o para enfrentar las denuncias que la administración federal interpuso en su contra por supuesto lavado de dinero.

Sin especular sobre su posible culpabilidad (en teoría debiera imperar la presunción de inocencia hasta que se demuestre lo contrario).

Sin polemizar si lo que motiva a la 4T es (o no) una cacería con fines políticos e ideológicos más que de justicia fiscal (como parece sostener la COPARMEX en su más reciente comunicado: "En sus funciones como servidor público, incluidas la de Procurador General, Embajador y Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Eduardo Medina Mora demostró un desempeño sobresaliente en favor del País");

Hay algo que sí es una verdad irrefutable:

La SHCP y el ejecutivo federal, a través de la Unidad de Inteligencia Financiera, encabezada por Santiago Nieto, está conduciendo diversas investigaciones e interponiendo denuncias contra un círculo amplio de personalidades ligadas a importantes proyectos económicos y a irregularidades financieras (muy particularmente aquellas relacionadas con altos círculos en control del sector energético) ocurridas en recientes administraciones gubernamentales.

En ese sentido, podemos dar por sentado que las denuncias que empezaron con el prófugo director de PEMEX, Emilio Lozoya, pasando por el detenido abogado Juan Collado, no terminarán con el renunciado ministro Medina Mora.

A estas alturas, resulta absolutamente evidente que el siguiente que deberá enfrentar acusaciones es quien fuera el gran ausente en la boda de la hija del mencionado abogado. Lleva por siglas la L y la V, y fue secretario de Hacienda, de Relaciones Exteriores y, en los hechos, todo un vicepresidente cuando no el verdadero titular de la Presidencia en el sexenio peñista: Luis Videgaray Caso.

Santiago Nieto ha intervenido para cerrar frentes junto con la FGR, la ASF y la Procuraduría del Estado de Chihuahua, e hilar lo que respecta a sus propias pesquisas ligadas al sector energético, con las de las otras dependencias; a saber:

Por la presunta estafa por más de 53 millones de pesos en la SRE que LV presidía, así como el aparente desvío de al menos 250 millones de pesos destinados a las finanzas públicas de diversas entidades, entre ellas Chihuahua, los cuales habrían ido a parar a las campañas políticas del PRI en 2016. Eso sin considerar que el “apadrinamiento” económico más importante que sostuvo el ex funcionario durante la pasada administración federal fue sin duda con el jurista Medina Mora.

No en balde, Videgaray —a diferencia de su jefe el ex presidente Peña Nieto— sí se ha tomado muy en serio eso de mantener bajo perfil. Tanto así que, aunque se sabe que vive en los EEUU, anda básicamente desaparecido.

Por cierto, hablando del gabacho, el jueves coincidiendo con el anuncio de la renuncia del ministro Medina Mora se vio a otro de los importantes personajes de esta trama saliendo del país acompañado de toda su familia hacia Denver, Estados Unidos como destino. Me refiero al líder del Sindicato Petrolero, Carlos Romero Deschamps.

0
comentarios
Ver comentarios