Matanza de los LeBarón, sin pretextos

lebaron
Ataque vs familia LeBarónNacho Ruíz/Cuartoscuro

¿Apoyar a México? No envíen más armas a nuestra patria. En eso, tal vez, solo tal vez, sin bombo y platillos, hoy Durazo logre más que Ebrard

Además, es este siglo obligatorio
que en airada espesura nos reúne,
el que regala al ojo la cumbre y el camino,
el que pregunta al alma por sus puños finales,
el que deja vibrando la fiel liquidación de las preguntas.
El panorama es un cuchillo rudo: uno nace entre todos
los hombres y los árboles,
pariendo el junco responsable que el huracán penetra:
posee uno la lámpara que con su luz idéntica
descubre donde nace la lágrima
digna de ser borrada en lo que nos rodea.
Roque Dalton García

Terrorismo criminal

La masacre cometida contra la familia LeBarón, con el asesinato de tres madres y seis menores, ha marcado un parteaguas en la forma en cómo se ve nuestro país desde el exterior. Antes de ello todavía se podía suponer que los enfrentamientos se daban solo entre los propios delincuentes y que los inocentes eran daños colaterales, hoy ya no queda claro. El ataque cruel y certero sobre mujeres y niños da una nueva dimensión a la violencia utilizada por el crimen organizado. No hay margen de error ni de confusión. El asesinato de esta familia esboza más que una lucha de poder entre bandas; se trata de terrorismo criminal.

Trump, el ganador

Las personas asesinadas tenían la doble nacionalidad, por lo que el presidente norteamericano se asomó a su palestra digital del pajarito azul para anunciar que, si el presidente de México quiere su ayuda, podía contar con ella.

Sin duda utilizará esta masacre como pretexto para fortalecer y terminar su muro. Aprovechará que ya está en campaña para la reelección en el 2020 y exaltará a sus seguidores, poniendo como ejemplo el triste destino de sus connacionales en nuestro país. Insistirá en cerrar su frontera y disminuir aún más el número de visas humanitarias que requieren muchos paisanos.

Además, no olvidemos que Trump necesita buena prensa. ¡Qué mejor unir a todo Estados Unidos para “castigar” a quienes asesinaron a norteamericanos en nuestro territorio! Para él, esta tragedia será un ganar-ganar.

Marcelo, el negociador

Mientras tanto, Marcelo Ebrard se ha convertido en el negociador entre ambos gobiernos, abriendo la posibilidad que el FBI acompañe a la Fiscalía en la investigación de los delitos. Como lo comenté en El Heraldo, si la Marina encabeza nuevamente el trabajo conjunto con los EEUU, sin lugar a dudas será esta desgracia la razón y Ebrard será el que negocie la participación binacional en tareas de investigación y enfrentamiento a los grupos criminales.

Durazo, ¿sin cuartel?

Mientras Ebrard fungía como enlace entre el gobierno de México y el norteamericano, Alfonso Durazo —en trabajo conjunto con la Marina, la SEDENA y la Guardia Nacional—empezaban a esbozar el rompecabezas de uno de los ataques más viles y arteros cometidos en México sobre un grupo de civiles.

Por razones de la investigación misma, hay muchos datos que las autoridades no puede compartir, pero al menos la balística del evento (por los cartuchos usados) ya ha dado un aviso de que las armas usadas provenían de Estados Unidos. Con ello, sin aspavientos, Durazo ha señalado algo trascendental: al menos el 70% del armamento que se utiliza en México por parte del crimen, ingresa por la porosa frontera del Río Bravo.

Ello podría servir como la razón perfecta para declinar el apoyo estadounidense o para darles otra opción más negociada: si de verdad quieren apoyar a México, cierren el trasiego de armas a nuestra patria. Tal vez, solo tal vez, sin tanto bombo y platillos, hoy Durazo logre más que Ebrard.

Este asesinato podrá servir a la campaña presidencial del presidente estadounidense que busca la elección. Ojalá mejor se usara para demostrar la insensatez de un muro y la urgente necesidad de que los Estados Unidos también hagan algo empezando de su lado del Río Bravo.

0
comentarios
Ver comentarios