Columnas

Lo digo con respeto y seriedad: en lugar de andar colgándose de las ramas, sería buen momento que el diputado se pusiera a trabajar

“Afortunadamente la incongruencia del mundo es de índole cuantitativa".
FRANZ KAFKA

El tuit de Fernández Noroña del día viernes( (“¿En jet privado regresó Cienfuegos? ¿Es cierto eso @m_ebrard?”) es un retrato de una de las muchas disonancias cognitivas del diputado en cuestión. Una doble ponderación dependiendo de los amores o no-quereres del petista.

Así, cuando el gobierno de México envío un jet del ejército a recoger a Evo Morales en Bolivia porque se temía por su vida, el primero en aplaudir dicha medida fue el diputado. Flaca memoria, pues en ese momento también fue Marcelo Ebrard quien supervisó el traslado. Con la diferencia de que el costo del viaje lo absorbió el gobierno mexicano y la cuenta del retorno del general Cienfuegos fue cortesía de la administración federal estadounidense.

De la doble baza utilizada por Gerardo Fernández Noroña tenemos un sinfín de ejemplos. ¿Cómo cuáles? Van algunos:

Se autonombra liberal y feminista, pero en el momento en que Sabina Berman y John Ackerman tuvieron un agarrón de aquellos, el petista en lugar de mantener una “sana distancia” o bien ser ecuánime, prefirió apoyar a su misógino amigo.

Por años Noroña ha atacado la corrupción, lo cual ha olvidado cuando se trata de casos de posible corrupción dentro de la 4T. Es más, puede obviar el tema cada vez que algún miembro de la actual administración es acusado de tener esa maña, pero regresará gustoso al asunto en cuanto se trata de sexenios pasados.

Cuando era oposición exigía que las autoridades gubernamentales (legislativas, ejecutivas y de los tres niveles de gobierno) mantuvieron abiertas sus cuentas en redes sociales; tal como fue establecido, más tarde, en jurisprudencia. Sin embargo, una vez siendo diputado, a más de uno ha bloqueado en Twitter. Total, olvida a placer su firme convicción...

¿Ferviente crítico de las Fuerzas Armadas? ¡¡Sí!! Pero cuando la 4T, y en especial el presidente López Obrador, mantienen que se debe defender al ejército, el tema del general Cienfuegos va para él sin juicio y en modo ‘mudo’.

La 4T ha criticado la dilapidación del dinero realizada por administraciones anteriores, lo cual en mi opinión debe ser atendido, pero en esta administración ha sucedido lo mismo. En lugar de una casa blanca, se tienen diez o 23 y no pasa nada. Y Fernández Noroña, al igual que el resto de la Cuarta Transformación, mira para otro lado y opta por mejor cuestionar naderías que solo quitan el tiempo (y la paciencia, supongo yo) de otros funcionarios.

Lo digo con respeto y seriedad: en lugar de andar colgándose de las ramas (entiéndase, de cuestionamientos) como a la que me refiero en este escrito, sería buen momento que el diputado se pusiera a trabajar. Que legisle, que para eso le pagamos.

Ya estuvo bueno de que hasta el pan que no come le haga daño y, de paso, que su incongruente y deficiente actuar le haga daño a todo un país.