September 23, 2019 05:05


La ultraderecha unida contra Andrés Manuel; sus seguidores deben hacerle frente

AMLO
Errores ha habido, pero lo perverso es usarlos para calumniar a un hombre y a su gobierno que apenas empiezan y a los que se golpea porque quieren acabar con la corrupcióninternet

 

Agresiones todas las que se enlistan, no las pullas de AMLO a la prensa

√ Hace un momento, en Londres: La policía ha detenido este jueves a Julian Assange, cofundador de Wikileaks, después de que Ecuador le retirase el asilo diplomático, según ha escrito el propio cuerpo policial en un tuit. Así lo reportó el diario El País. Se trata de una brutal agresión a la libertad de expresión que debe ser denunciada.

√ A finales del año pasado, en Baleares, la Policía Nacional incautó por mandato judicial los teléfonos celulares y las computadores de dos periodistas —de Europa Presa y Diario de Mallorca— en el marco de ciertas investigaciones para determinar el origen de una filtración periodística.

√ En 1990, Briam Karem, reportero de televisión local KMOLTV, de San Antonio, Texas, fue condenado a  encarcelado a seis meses de prisión por no haber revelado los nombres de tres personas que le ayudaron a conseguir una entrevista con un sospechoso de asesinato.

Pagar el precio: un censo reciente de reporteros encarcelados o multados por negarse a testificar

Hace tiempo, el Reporters Comitee for Freedom of the Press hizo el siguiente balance sobre “los desafíos de citaciones y ayuda a los reporteros que se enfrentan con la obligación de declarar o divulgar fuentes e información”:

√ 2006, Josh Wolf, San Francisco, California. “Este bloguero estuvo inicialmente en la cárcel por un mes cuando se negó a entregar una cinta de video que, según los funcionarios federales, contenía imágenes de manifestantes que dañaban un vehículo policial.  Wolf fue puesto en libertad bajo fianza el 1 de septiembre, pero un panel de la corte de apelaciones confirmó la orden de desacato en su contra y Wolf volvió a la cárcel.  Finalmente fue liberado el 3 de abril de 2007”.

√ 2005, Judith Miller, Washington, reportera de Nueva York Times encarcelada por negarse a revelar sus fuentes sobre el nombre de un agente de la CIA por parte de funcionarios de la Casa Blanca. Pasó 85 días en la cárcel, y fue liberada cuando accedió a brindar un testimonio limitado al gran jurado sobre las conversaciones con el asistente de vicepresidencia Lewis "Scooter" Libby sin revelar sus otras fuentes.

√ En 2004, Jim Taricani, Providence, R.I. Un reportero de la televisora WJAR obtuvo y transmitió en febrero de 2001 una parte de la cinta de video que mostraba a un funcionario de la ciudad de Providence aceptando un soborno de un informante encubierto del FBI.  La cinta fue evidencia sellada en una investigación del FBI sobre corrupción por parte de funcionarios de la Providencia, incluido el ex alcalde Vincent Buddy Cianci Jr. Taricani fue citado, pero se negó a revelar su fuente y fue encontrado en desacato civil ante el tribunal.

√ En 2001, Vanessa Leggett, Houston, Texas.  Fue encarcelada durante 168 días por un juez federal por negarse a revelar las identidades de sus fuentes a un gran jurado federal.

Ahora bien, en diciembre del año pasado el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) denuncio que había unos 250 periodistas en prisión por su labor informativa, pese a que Turquía —el líder mundial en el encarcelamiento de periodistas— había liberado a un pequeño grupo.

En la página de internet del CPJ se informa —el estudio es de Elana Beiser— que “por tercer año consecutivo, como mínimo 251 periodistas se encuentran encarcelados en todo el mundo, lo cual podría indicar que la respuesta autoritaria a la cobertura informativa crítica va más allá de un incremento temporal. China, Egipto y Arabia Saudita tienen a más periodistas en la cárcel que el año pasado, mientras que Turquía sigue ocupando el primer lugar a escala mundial en cuanto a la cifra de periodistas encarcelados”.

Esas son agresiones a la libertad de expresión, no debate democrático como el de AMLO con los medios

En efecto, esos son ataques a la libertad de expresión, no lo que hizo Andrés Manuel: pedir a Reforma revelar una fuente y, al mismo tiempo, decir que sabía —y que veía muy bien tal actitud— que los directivos y periodistas del diario propiedad de la familia Junco no iba a dar a conocer nada.

Andrés Manuel López Obrador no amenazó con sanciones a nadie. Tampoco inició ninguna acción legal para intervenir teléfonos o incautar computadoras de la gente de Reforma ni ha llevado a juicio a ningún periodista. No lo ha hecho ni lo hará.

Todos sabemos que el presidente López Obrador no pasará, en su relación con los medios de comunicación, de ciertas provocaciones dialécticas que, sin duda, enriquecen al sistema democrático mexicano. Porque así como Andrés las da, las toma, es decir, se aguanta todo lo que le dicen —que es bastante— en los espacios periodísticos.

Así que, señores de Reforma, favor de no tirarse al piso o envolverse en la bandera como niños héroes de la libertad de expresión. Esto es, favor de no mamar. No se vale la perversidad de usar simples expresiones de un presidente, por lo demás absolutamente permitidas y que no lastiman a nadie, para acusarlo de autoritario.

Conflicto de interés

Admito que no soy del todo objetivo. Andrés Manuel es mi amigo. Siempre lo he dicho. Acompañarle en el 2006, ha sido uno de los mejores momentos de mi vida. El suyo un movimiento en el que estuve 6 años y no quiero verlo destruido por una combinación de errores de su equipo y de ataques vulgares e injustos de mucha gente. Quiero como persona al presidente de México, que me ha demostrado muchas veces su calidad humana. Pero dejé su movimiento político para ejercer el periodismo. Me cuesta trabajo ver lo malo que él hace, es verdad, pero con objetividad creo que la inmensa mayoría de las críticas que recibe son calumnias. Por cierto, en SDP Noticias cualquier persona que quiera puede publicar lo que se le antoje acerca de Andrés o su equipo. Y así se hace a diario, me guste o no.

Desde luego, no estoy ciego, y veo errores en el equipo de AMLO. Él y sus colaboradores deberán arreglarlos. Pero la prensa y las redes tendrían que ser más objetivos y serenos al mencionar las fallas, ya que muchas veces parten de ellas para mentir acerca de un gobierno que lo único que quiere es acabar con la corrupción y trabajar en favor de quienes menos tienen.

El Fisgón

Como denunció Rafael Barajas, El Fisgón, en su cuenta de twitter en días pasados, hay una andanada en contra del presidente de la república en dicha red social. Especialmente tratando de desinformar a la gente. Pero las agresiones contra el presidente de México no se manifiestan solo en forma de tuits, también invaden otras redes sociales y no pocos medios de comunicación.

La andanada inició con una encuesta que con buena fe se dio a conocer en el noticiero de Ciro Gómez-Leyva. Él fue solo el mensajero, como comunicador estaba en su obligación/derecho de dar a conocer el referido ejercicio demoscópico. Pero quienes lo realizaron y lo mandaron a realizar, sí deberían dar mejores explicaciones. Sergio Zaragoza de México Elige es muy buen encuestador, pero esta vez dio a conocer algo —lo demostró Verónica Malo en SDP Noticias— que simple y sencillamente no se sostiene. Zaragoza debería revisarlo y corregir el error, clarísimo, esto es, hacer algo para no permitir que su estudio se use para atacar a la mala a un político honesto que goza del aprecio de la mayoría de la gente.

La de México Elige es la primera encuesta en la Andrés Manuel desciende en la apreciación ciudadana. Si bien puede ser cierto —todo político resiente el peso del deber— , la forma en que se realizó el análisis deja mucho que desear. A las pruebas me remito: en las pasadas contiendas electorales, Sergio publicó en SDP Noticias sus encuestas con la misma metodología, revolucionaria sin duda. Apoyamos su método por innovador. Pero el experimento, bueno en elecciones locales, no pudo con la prueba de fuego de una contiende presidencial. México Elige tuvo que haber ajustado sus procedimientos, y creo que no lo ha hecho. La de Zaragoza es una empresa de vanguardia que merece darse la oportunidad de ser autocrítica para seguir avanzando. Los números que ha dado a conocer con Ciro de plano no tienen lógica.

Lo triste es que dicha encuesta ha agrupado diferentes organizaciones y activistas de derecha para pegarle al gobierno de Andrés Manuel en todos los frentes. Hay una sucia campaña contra Andrés Manuel, así que un analista serio como Sergio Zaragoza debería reflexionar antes de sus próximas mediciones para que no lo sigan usando con fines perversos.

Roma no se construyó en un día

Una de las múltiples razones por las cuales Andrés Manuel arrasó en las elecciones pasadas, es que el país arrastraba y enfrentaba grandes problemas: una corrupción galopante, un crecimiento raquítico, una violencia mortal. La gente exigía un cambio, diferente a las promesas vacuas del PAN y del PRI que entregaron pésimas cuentas en estos últimos 18 años. Por supuesto que hubo aciertos en el pasado —eso parecían las reformas estructurales, que se implementaron al final muy mal— , pero en general, la gente se hartó de tanta mentira, de la corrupción, de no tener esperanza para su familia. Andrés Manuel tiene que cambiar todo lo que le dejaron podrido, pero al igual que Roma no se construyó en un día, la 4T no puede llevar todo lo malo a ser positivo mejor en un día, ni en los primeros 4 meses. Ni siquiera se le podrá juzgar con severidad en los primeros dos años del sexemio.

Dicho por él mismo, Andrés Manuel trabaja 16 horas al día para que pueda lograr los cambios que nuestra patria tanto requiere.

Errores de su equipo

No lo niego, el gobierno encabezado por Andrés presenta algunos momentos de tensión y problemas creados por sus colaboradores. Es momento de arreglarlos. Pero en los medios debe dársele a tales errores su justa dimensión, es decir, criticar todo en su justo valor y no abonar a la incertidumbre.

La mitad de la andanada en contra de Andrés Manuel se debe a errores y pifias cometidas por su equipo y que él termina pagando, componiendo y arreglando. Esta es la verdad.

Andrés paga por:

√ El despido del Sr. Coca de un canal público —que no veía nadie de cualquier forma—, un asunto que se manejó mal y dejó muchas interrogantes sin una respuesta congruente. Una pena que se haya lastimado la imagen de un hombre tan decente como Jenaro Villamil. Este periodista tendrá que poner orden e informar mejor lo que ha pasado.

√ La inexperiencia burocrática de Taibo, que si bien es un increíble contador de historias e incansable impulsor de la cultura, no está acostumbrado a elaborar proyectos con todos los requisitos que exigen las instituciones gubernamentales. Ni hablar, la burocracia tiene reglas y Taibo tendrá que adaptarse a las mismas. Si no lo hace, sus proyectos seguirán siendo cuestionados. Tiene pronta solución el problema, que contrate en el Fondo de Cultura Económica a alguien que conozca los secretos sobre la elaboración de proyectos con los parámetros necesarios. Un asesor no le vendría mal. Sobran, que lo contrate. Andrés Manuel ha dicho que no habrá asesorías, está bien eso. Pero la excepción siempre existe.

√ Los pésimos anuncios sobre turismo de un secretario, el señor Torruco, que conoce el tema, pero que uno solo se hace bolas al informar, sino que por evidente desconocimiento de las formas hasta ha difundido publicidad que no parece del gobierno, sino de Morena. Tiene remedio: contratar a un burócrata de carrera que sepa hacer las cosas.

√ Lo que ya no debe ocurrir es que AMLO corrija a sus colaboradores. Dos veces al subsecretario de Hacienda y otra al de Comunicaciones. La ropa sucia deberían lavarla en casa antes de colgarla en las mañaneras.

¿Quiénes apoyan a Andrés Manuel?

√ Los treinta millones de mexicanos que votamos por él.

√ Los colectivos que se saben representados por él.

√ Conservadores a través del extinto PES

√ Militantes de la izquierda real

√ Millones de mexicanos que queremos un México más justo y equitativo

Seguro hay más ciudadanos que se me escapan. Pero al igual que los grupos de oposición se reúnen y cohesionan, teniendo como único punto en común su animadversión a Andrés Manuel, os que apoyamos al presidente —quienes confiamos en él y en su proyecto—, además de dejar en claro lo temprano de esta etapa de la 4T para cuestionarla con tanta saña, deberíamos unirnos y demostrar que estamos con él. Abiertamente, de plano. En libertad y desde luego sin renunciar a la crítica. A la crítica, esto es, sin caer —como muchos, demasiados— en la calumnia.

En este apoyo, pediría que se abstengan bots, activistas inmorales y grupos de poder cuyos intereses se han afectado. Estoy convencido que el ejército de personas razonables en las redes, es tan grande que pueda aplastar a las campañas de bots financiadas por una ultraderecha que no se resigna a aceptar a un gobierno distinto que surgió de un proceso electoral perfectamente democrático. Esto es lo que debemos denunciar, eso es lo que daña a México.

Así, se podría conformar el primer frente para defender al gobierno federal de la andanada de la que ha sido objeto. Un frente integrado por personas pensantes, congruentes, responsables y que saben que Andrés Manuel simplemente está trabajando y no ha tenido tiempo —y le han sobrado enemigos— para sacar adelante sus proyectos.

0
comments
view comments