Columnas

El país debe reconocer a Margarita Peña, como uno de sus grandes talentos, por los aportes que hizo.

Margarita Peña acompañada de Carlos Monsiváis

Libros de ayer y hoy

Margarita Peña, académica, investigadora, escritora y muchas cosas más que el país debería lanzar en gran relevancia, es uno de esos personajes que dan realce al conocimiento, no solo a partir de la profundidad, sino de una postura ideológica justa. 

Cuando nos debatimos en los recuerdos de lo que hicieron con nuestros ancestros los invasores, la academia moderna y la investigación, entran al rescate para sacar a relucir los valores y el humanismo que nos legaron seres extraordinarios. 

Unos de España e Italia y otros de diversos confines; unos mas, de lo que se llamaba criollismo. Cuando buscamos, en el año de la Independencia, recalcar nuestra soberanía, como se acaba de hacer ante Joe Biden y vemos la pequeñez de la monarquía española al negar el reconocimiento de aquellas agresiones, el tener presente a quienes mostraron una conducta diferente, creativa y básica para nuestra historia y cultura, también nos eleva. 

En este mes, en el que se profundiza sobre las luchas justas femeninas, es importante destacar a mujeres relevantes como Margarita, que desde la UNAM sobre todo, no hizo diferencias en los valores humanos de género, con los que se topó en sus décadas de investigadora. Hombres y mujeres aparecen juntos ahí, incluso hace una permanente incursión en la vida monacal de mujeres, que ahora es importante recalcar en momentos en que se juzga en Europa a una iglesia, por las agresiones sufridas por miles de monjas católicas.

RECOPILACIÓN DE CAMPBELL PEÑA, DESCRIBE LA TRAYECTORIA DE MARGARITA

Desde su desaparición en 2018, la maestra Margarita Peña Muñoz (1938-18), ha recibido varios homenajes, uno en su alma mater, la UNAM, de la fue egresada y académica, en donde estudió la licenciatura en Literatura Hispánica y la maestría. 

Margarita PeñaCortesía

Hizo el doctorado en el Colegio de México y fue becada por el gobierno francés y el Instituto de Cooperación Iberoamericana de Madrid. 

De los homenajes, su hijo el periodista y también escritor Federico Campbell Peña hizo una recopilación en marzo de 2020 que recupera varios de los ensayos y artículos que fueron presentados en esos encuentros. 

Una flor a varias voces, se llama el libro que fue publicado por Ediciones La Cuadrilla de la Langosta, con el diseño y edición de Benjamín Anaya González. 

En su portada aparece Margarita acompañada de Carlos Monsiváis, Juan José Arreola y José Antonio Alcaraz.

Es un libro breve que es rebasado por el contenido de sus ponentes. Por lo acuciante de la tarea que desarrolló durante décadas y el aporte que ha hecho al novohispanismo literario, daré una idea de esa acuciosidad, a partir de los párrafos de la ensayista y crítica literaria Mary Carmen Sánchez Ambriz: “La labor de Margarita Peña consistió en tender hilos y relaciones entre uno y otro autor, lanzar hipótesis, documentarse, comparar y continuar indagando en cuanta biblioteca se cruzaba por su camino. 

Margarita PeñaUNAM

Por así decirlo, ingresó a la investigación cubierta de Flores y de esta manera comenzó a descubrir otra faceta de su vocación: ser cazadora de documentos y manuscritos olvidados específicamente de los siglos XVI y XVIII”. “Ella trotaba por el mundo siempre en busca de una gran biblioteca. No podía visitar una ciudad, si no dedicaba un tiempo a extraviarse por horas en un archivo. Para ella, la vida académica no se reducía a la práctica cotidiana de asistir a un aula e impartir una clase a sus alumnos; habría sentido que algo estaba inconcluso: debía hurgar en la historia, en la literatura y ofrecer una visión de sus hallazgos”.

UNA FLOR A VARIAS VOCES, PARA QUIEN DONÓ GRAN APORTE HUMANÍSTICO AL PAÍS

Las voces que aparecen en el libro Una flor a varias voces, retoman el caminar prolijo de quien a su vez se nutrió de tantas voces que según analistas que participan, las recrea en la época moderna en argumentos de sus propios libros. 

Pese a sus excelentes cuentos, relatos, y crónicas de libros que me regaló hace tiempo, la gran pasión de la investigadora se refleja en sus ensayos, en las novedades que obtuvo de las muchas propuestas de autores y épocas que penetró. 

Todos sus comentaristas mencionan sus aportes fundamentales sobre la obra de Juan Ruiz de Alarcón principal experta en México y Sor Juana y Cervantes. Escriben al respecto Dalia Hernández Reyes para hacer un análisis sobre los muchos apartados de uno de sus últimos libros Desde la nueva España, autores y textos (siglos XVI y XVIII), que fue publicado por la Coordinación de Humanidades de la UNAM en 2016.

Y Alejandro González Acosta, Graciela Cándano, Margarita Palacios Sierra, Eduardo Bermejo, Antonio Tenorio Adame y Enrique Zamorano, para ofrecer en las últimas páginas, uno de los trabajos de Margarita Peña que es mencionado en repetidas ocasiones en el libro: Relaciones hispanoitalianas, poetas y mitos en el cancionero novohispano Flores de baria poesía. Un libro que en su brevedad invita a leerlo más a fondo para ir a buscar de inmediato las obras de Margarita Peña, a quien propongo entre las grandes en esta celebración del día de la mujer.

[email protected]