Columnas

Sociedad. La crisis del agua en México y la pandemia del Covid

Agua potableEspecial

Tienen Chile y México un nivel “alto” de estrés hídrico, extraen más líquido del subsuelo del que se inyecta

Sin duda alguna, la actual pandemia del Covid-19 ha traído consigo innumerables cambios a la cotidianidad en todo el mundo, un frente de alta prioridad que se abre —con carácter de urgente— es el acceso al agua potable.

El panorama para nuestro país no es nada halagador. Un estudio del Instituto de Recursos Mundiales (World Resources Institute) sitúa a Chile y México con un nivel “alto” de estrés hídrico; es decir, se extrae más líquido del subsuelo del que se inyecta.

El país que gobierna Sebastián Piñera mantiene la situación más delicada en el continente americano sobre este tema, ya que en los últimos meses ha pasado de un estrés hídrico medio, a estar considerado como uno de los lugares con estrés extremadamente alto.

En la lista le sigue la nación que gobierna Andrés Manuel López Obrador, pero a nivel global la nación azteca representa el lugar número 24 de 164 naciones estudiadas en el rango de “alto estrés hídrico” por el instituto estadounidense, sólo por debajo de Chile en nuestro continente.

Por su parte, la Confederación Nacional de Profesionistas y Jóvenes de México (Conapro), que dirige el ingeniero Silvio Octavio García Rodríguez, advierte que prácticamente la mitad del país está en riesgo de quedarse sin abasto de agua para el consumo humano con la tendencia que tenemos.

La proyección de los especialistas de la Conapro revela que Baja California Sur, Guanajuato, Ciudad de México, Estado de México, Aguascalientes, Querétaro, Zacatecas, Chihuahua, Hidalgo, Sonora, Sinaloa, Nuevo León, Morelos, Jalisco y Tamaulipas, se ubican en una situación extremadamente grave.

Le siguen Colima, Tlaxcala, Baja California, Michoacán, San Luis Potosí, Coahuila, Puebla y Durango, la crisis afecta a medio país, por lo que las autoridades de los tres niveles de gobierno deberán poner un remedio inmediato y alternar con nuevas tecnologías, por ejemplo, para recolectar el líquido en temporada de lluvia.

Las autoridades de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), que dirige Blanca Elena Jiménez Cisneros, llevan mano para proponer soluciones a la situación, ya que en la reciente reunión plenaria de la oficina del Medio Ambiente de la ONU se subrayó la responsabilidad del Estado mexicano para garantizar el acceso para consumo humanos del líquido.

En recientes meses, organizaciones como Agua Para Todos y el Centro de Derechos Humanos “Zeferino Ladrillero” alertaron que de continuar con la ampliación del aeropuerto militar de “Santa Lucía” a uno civil de carácter internacional, provocaría una situación sumamente difícil para la región centro del país, incluida la capital.

En años recientes, producto del Pacto Por México, el entonces presidente Enrique Peña Nieto decretó que más de 300 cuencas fueran utilizadas por empresas con fines comerciales para los próximos 50 años.

Es un reto mayúsculo que trajo consigo el Sars-CoV-2 para México y para todo el mundo. Ya veremos cómo se desarrolla el trabajo al interior del Congreso de la Unión, pero sobre todo del gobierno de la administración del presidente López Obrador.

Punto Cero

La Unión Nacional Independiente de Trabajadores y Empleados de Limpieza (Unityel), que dirige Marco Reyes Saldívar, reconoció a la titular de la Secretaría de la Función Pública (SFP), Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, por el apoyo, compromiso e interés de combatir las prácticas desleales que han denunciado los trabajadores del sector.

Se sabe que firmas como la Construcción y Proyecto Vial S.A. de C.V., Molt Net, Decoaro y Supervisión, Germil, Gott und Glock, Limpieza Val, han incurrido en prácticas sistemáticas de “simulación para acaparar contratos con dudosas acciones profesionales que ponen en serio riesgo la salud de los mexicanos”.

Los trabajadores de este gremio siguen —como lo hace el personal médico del sector salud— en la primera línea de trabajo para evitar que se propague el Covid-19, desde el momento en que se activó la alerta sanitaria en nuestro país.

Hoy, la Unityel se reporta lista para recibir en sus centros de trabajo a miles de burócratas en todo el país que volverán a sus actividades en oficinas y, con ello, a millones de ciudadanos que necesitan realizar trámites en oficinas de gobierno, no sólo hospitales, sino gestión gubernamental.

Periodista mexicano