20 de octubre de 2021 | 13:48
Opinión

No llega a Jalisco la ayuda prometida de AMLO, ante sequía

Jalisco vive una sequía severa en el 68% de su territorio. Alistan declaratoria de emergencia.
Sequía en Jalisco
Compartir en

Pagar por un servicio de agua que no tienen

Ante el desabasto de agua que vive la Zona Metropolitana de Guadalajara, lo adecuado es que el gobierno en turno deje de poner pretextos y asuma con seriedad el asunto para tomar las decisiones que correspondan a fin de eficientar el uso y la distribución del vital líquido. No es posible que este tema sea un motivo más de confrontación entre el gobierno federal y el estatal y que los más afectados como siempre resulten ser los ciudadanos, que, en tanto, siguen pagando por un servicio de agua que no reciben.

El pasado martes, a través de sus redes sociales, el gobernador de Jalisco Enrique Alfaro Ramírez, señaló que la sequía severa que se vive en el 68 por ciento del territorio de Jalisco será sin duda la causa por la que el Gobierno Federal emita de forma inminente una declaratoria de emergencia en los próximos días.

“Hace unos días sesionó la Comisión Intersecretarial para la Atención de Sequías e Inundaciones, que es una instancia donde participan distintas secretarías federales y han emitido ya el diagnóstico, la base sobre la cual creemos que en los siguientes días, creo que esta semana según lo que me informa el Gobierno Federal, se va a hacer la declaratoria de emergencia por sequía en el Estado de Jalisco”, enfatizó el mandatario estatal.

Destacó que la situación que enfrenta Jalisco con respecto a la sequía no se había presentado en los últimos diez años, consecuencia de un problema ambiental grave.

Alfaro Ramírez señaló que el problema de abasto de agua en el Área Metropolitana de Guadalajara (AMG) se debe al bajo nivel en la Presa Calderón; para contrarrestarla, se hizo una reorganización del sistema de distribución de agua para la ciudad, que antes tenía como fuentes Chapala y pozos profundos.

“Tuvimos que hacer un trabajo de supervisión y de reorganización desde la Planta de Bombeo de Ocotlán pasando por la Presa Corona, la Presa de la Calera, la Planta de Bombeo de las Pintas y hasta llegar a la Planta Potabilizadora de Miravalle. Lo que se puede ver es cómo es que la cuota de altura o almacenamiento que tenemos en todo este sistema se pudo aumentar de manera significativa la capacidad de almacenamiento en estas presas, es decir, con este esfuerzo pudimos bajar o disminuir el impacto, el hecho de que la Presa Calderón se secara”.

Enrique Alfaro, gobernador de Jalisco.

Un llamado para hacer uso racional de agua

Explicó que se ha recuperado la capacidad de producción que ayuda a disminuir el tamaño del problema de abasto de agua, sin embargo, todavía hay un déficit de 468 litros por segundo en el sistema de distribución para el AMG, por lo que llamó a la población a hacer un uso racional del agua

“Debemos de ahorrar todo lo que se pueda y entender que todavía nos quedan dos meses muy duros por delante. Estamos mejorando, ya que se terminó la obra civil del Acuaférico y se está en etapa de pruebas para poder articular dicho sistema y aminorar el impacto de la escasez”.

Enrique Alfaro, gobernador de Jalisco.

Aseguró que durante los próximos meses se trabajará en el reforzamiento de la Presa Calderón, con el incremento de su capacidad de almacenamiento y así aprovechar mejor el próximo temporal de lluvias.

Con las acciones emprendidas se informó que también han bajado los índices de reportes que hacen los ciudadanos ante la suspensión del servicio, ya que se reforzaron los sistemas de abasto.

“Vamos a ajustar el esquema, la programación de abasto de agua para aquellas colonias que tienen lo que hemos definido como sistema rotatorio, es decir, aquellas colonias que tenían dos días de abasto y dos días que se cortaba el servicio, pensando en que son zonas que tienen capacidad de almacenamiento, pero también hay colonias que con dos días de abasto no alcanzan a recuperar su capacidad de almacenamiento máximo y vamos a hacer un ajuste que se anunciará próximamente”, adelantó.

Finalmente, Alfaro Ramírez lamentó que se quiera hacer uso político del tema de escasez, pero aseguró que se trabaja para aminorar su impacto.

Habrá que recordar que durante la visita que el mes pasado realizó el presidente Andrés Manuel López Obrador a Jalisco, el gobernador decidió pedirle ayuda para que revisara la agenda pendiente en cuanto al tema del Río Verde, y así, en conjunto, resolver la problemática del desabasto de agua en la entidad.

Dijo, es necesario que se retome el problema en conjunto con la Federación, mismo que quedó pendiente con la entrada de la pandemia ocasionada por el coronavirus. “Si no aprovechamos el problema, como usted conoce bien este tema, el agua del Río Verde, este año estamos haciendo lo que está a nuestro alcance para administrar lo que tenemos de agua, pero el año próximo puede haber un problema mucho mayor”, añadió.

Ha transcurrido más de un mes desde el pasado 14 de marzo en que López Obrador estuvo en Jalisco y escuchó la petición del gobierno de Enrique Alfaro pero no se conoce de alguna estrategia o acción puesta en marcha para cumplir con la prometida ayuda.

Si bien, en días pasados Alfaro comunicó que la Comisión Intersecretarial para la Atención de Sequías e Inundaciones de la administración de López Obrador dio a conocer un diagnóstico que ofrece diversos detalles sobre la situación que atraviesa la entidad en esta materia, señaló que en breve el gobierno de Andrés Manuel emitiría una declaratoria de emergencia por la falta de agua en la entidad, misma que hasta el momento no se ha concretado, y como ya mencionaba, el más afectado es el ciudadano.

Opinión.salcosga@hotmail.com