San Pedro está en riesgo

El municipio de San Pedro Garza García, Nuevo León, se enfrenta a un gran riesgo en estas muy próximas elecciones. El tiempo corre y a sus habitantes no parece haberles caído el veinte de lo que está en juego.

 

San Pedro se caracteriza por ser uno de los municipios más ricos de México, los dueños y familiares de algunas de las más grandes empresas de México y Latinoamérica residen ahí, los índices de desarrollo humano y el ingreso per cápita son comparables con algunas de las ciudades más desarrolladas del mundo, y además, es un municipio que representa un bastión del Partido Acción Nacional, habiendo estado éste en el gobierno durante los últimos 24 años.

 

Esos veinticuatro años de gobierno panista en San Pedro tienen un común denominador: el perfil de los alcaldes. Mauricio Fernández (en dos ocasiones), Fernando Margáin (también en dos ocasiones), Tere García de Madero, Rogelio Sada, Gerardo Garza Sada y Alejandro Páez. Todos personas de familias arraigadas en el municipio, que lo conocen y que lo han vivido desde sus inicios. Gente que ha hecho a los sampetrinos sentirse cómodos con su gobierno por identificarse con él, por verlo cerca desde un punto de vista de relaciones sociales o familiares. 

 

Por supuesto, existe un sector de sampetrinos que no debemos olvidar, el centro y poniente del municipio es igual de importante y siempre ha formado parte de los proyectos del municipio, sin embargo, por razones de estructura socioeconómica, la amenaza más importante de un mal gobierno está en el sector privilegiado, una inestabilidad en la vida de los capitanes de empresa tendría consecuencias que trascienden a San Pedro, a Nuevo León o incluso a México.

 

Retomando el dato de los perfiles de los alcaldes y sumando la variable de aceptación que éstos han tenido en los últimos años, en especial en el actual trienio que encabeza Mauricio Fernández, vale la pena analizar a los candidatos que hoy tienen una posibilidad real de llegar a la presidencia municipal de San Pedro Garza García: Othón Ruiz Montemayor y Ugo Ruiz Cortés.

 

Mucho se ha hablado de que es necesaria la continuidad en San Pedro, existe miedo de perder el rumbo, pero no se ha cuestionado quién representa esa continuidad o quién es el que pudiera más fácilmente perder el rumbo. Muchos se equivocan, piensan que la continuidad la representa el logotipo de un partido político, pero no, analicemos.

 

Ugo Ruiz se ha desempeñado como Secretario de Ayuntamiento en la actual administración municipal, encabezó el PAN de San Pedro, coordinó las delegaciones de la Secretaría de Economía y fungió como Secretario Técnico del Grupo Legislativo del PAN en el Congreso de Nuevo León.

 

Othón Ruiz comenzó su carrera como mano derecha de Don Eugenio Garza Sada, estuvo 30 años en el Grupo FEMSA ocupando la Dirección de Finanzas y la Dirección General, fue Director General del Grupo Financiero Banorte, participó en el consejo de administración y en el comité de auditoría de MoneyGram International, fue consejero de Grupo Visa, Grupo Financiero Bancomer, Seguros Monterrey, Sigma Alimentos y presidió la CAINTRA de Nuevo León donde le tocó dirigir el proyecto de construcción de Cintermex, todo esto en la iniciativa privada. En el sector público ha sido dos veces Tesorero General del Estado de Nuevo León, ocupó el cargo de Secretario de Desarrollo Económico del estado y de manera honoraria, también en Nuevo León, dirigió los proyectos estratégicos de la administración 2003 - 2009 y la presidencia del Comité Directivo del Forum Universal de las Culturas 2007.

 

¿Dónde está el riesgo en San Pedro? Básicamente en la ignorancia de esta información. Si el electorado apuesta ahí a una continuidad es necesario repasar los perfiles de los últimos gobernantes y el de las opciones que se presentan. Es necesario analizar quién cumple ese perfil probado y pensar un poco a futuro con quién se estaría más cómodo, con el que la familia conoce y del que se tienen muchas referencias empresariales y gubernamentales, o con el que va llegando y es más conocido por carecer su nombre de una letra y estar ligado al grupo político de Fernando Larrazábal que por su trayectoria.

 

Si el electorado de San Pedro le piensa, el riesgo de poner a su municipio en manos desconocidas e inexpertas desaparece como vapor. Las opciones ahí están, el poder de elegir lo tienen, tendrán que superar su fobia por un partido político, leer el nombre del candidato y hacer que su voto cuente.

 

@pepongrillon

0
comentarios
Ver comentarios