“Échenle la culpa al PRI”, no es como el “Todo es culpa de Layún”

Miguel Layún tricolor
Miguel LayúnAntonio Hidalgo / Mexsport

Echarle la culpa al PRI de muchas cosas es fácil, lo han hecho los gobiernos del PAN y ahora de Morena

El veracruzano Miguel Layún, actual jugador de los campeones del futbol mexicano y de la CONCACAF Liga de Campeones, los Rayados de Monterrey , fue objeto hace algunos años del famoso “trolling” en las redes sociales. Con la frase #TodoesCulpadeLayun empezó un pequeño Vía Crucis para el defensa lateral rayados.

En este entonces Layún jugaba para las Águilas del América, una serie de errores hizo que la gente se manifestara en redes sociales e inventara el conocido hashtag , #TodoesCulpadeLayun. Cualquier derrota del América era culpa de Layún. Los errores, como los tiene cualquier jugador de futbol, se magnificaban por lo que de buenas a primeras Layún era el peor jugador del mundo y estaba en el equipo más grande de México. Con base en buenas actuaciones y a mucho tesón , Miguel logró cambiar lo que parecía negativo en algo positivo. Ahora Layún tenía la culpa de lo bueno que le estaba pasando al América. El veracruzano se convirtió en el capitán de las Águilas y todo el esfuerzo que hacía en la cancha se fue transformando en cosas positivas tanto que el #TodoesCulpadeLayun se convirtió en su grito de guerra y ahora las cosas buenas se estaban logrando gracias a él.

Layún logró el “sueño” de muchos futbolistas mexicanos y emigró a Europa donde jugó en Inglaterra, Portugal y España. Querido en todos los equipos y teniendo como mantra que #TodoesCulpadeLayún hizo buenas cosas en el viejo continente. Ahora en Rayados juega y es de la confianza del técnico , se ha hecho de piel gruesa por lo que las críticas le resbalan mucho más fácil. Layún no será el mejor jugador del mundo pero definitivamente es uno de los líderes en el campo. La historia de Layún es una de éxito , siendo duramente criticado ha salido adelante. Les podría decir que es tan valiente que venció al cáncer y ahora sigue jugando de manera profesional. Layún es un gran ejemplo.

 

Usar lo negativo como positivo

Es casi lógico, después de ver lo qué pasó con Layún, buscar un tipo de campaña similar para promocionar algo. Darle una connotación negativa para que suene a positivo. Casi casi como el “si no te hubiera dado chanclazos, no serías el líder que ahora eres” de alguna mamá golpeadora. Así me suena el “Échenle la culpa al PRI”.

“Échenle la culpa al PRI” de la educación, del seguro social, de lo que es ahora México en un país donde el partido en el poder usa ese discurso para hablar de lo corrupto y de lo mal que está el país es bastante arriesgado y para mi gusto un poco inocente.

No dudo que Alejandro Moreno “Alito” , el líder del PRI , sea un buen estratega, pero su equipo de comunicación erró el camino con ese eslogan. Entiendo que todos los partidos políticos tienen casi como apellido ser el “nuevo”. El “Nuevo Pan”, el “Nuevo PRD”, el “Nuevo Nuevo León”, todos tienen la promesa de no hacer lo que hacían antes y darle una “nueva” visión al país. Quizá el PRI no quiso jugar la carta de ser un “nuevo PRI” por que cuando dijeron eso salieron políticos como varios gobernadores no queridos y corruptos. Volver a las bases , darse cuenta que muchas de las buenas instituciones del país las crearon los políticos del PRI en los más de 80 años de mandato, eso parece bueno. Lo malo es la aproximación que le dieron al tema.

Es complicado echarle la culpa a alguien de algo bueno, cuando la culpa ya tiene algo negativo. Echarle la culpa al PRI de muchas cosas es fácil, lo han hecho los gobiernos del PAN y ahora de Morena. Se puede decir que los que hicieron la campaña quisieron verse radicales y arriesgados, pero ahora no es momento de encontrar culpables. Quizá en tiempos menos polarizados esta campaña hubiera sido de alto impacto , pero ahora me parece un gran error y un gran gasto del equipo de comunicación del Revolucionario Institucional.

Y para acabarla de fastidiar, la nueva campaña del PRI salió unas horas antes de la captura de Emilio Lozoya Austin, persona ligada con lo “malo” del PRI y uno de los tantos “culpables” a los que se les podría responsabilizar de la ordeña de capitales del país. Mal timing de la campaña con la captura porque de cierta manera, se le podría echar la culpa al PRI de lo que hizo Lozoya cuando era director de PEMEX.

Creo que hasta ahora los únicos que pueden ser culpables de algo positivo son las mamás, las abuelas y de cierta manera Miguel Layún. 

0
comentarios
Ver comentarios