Algunas reflexiones

Alguna vez dijo Javier Darío Restrepo que lo peor que le puede pasar a un medio de comunicación  es que lo rotulen o etiqueten como gobiernista,   antigobiernista, de izquierda, etc.  Ayer, le  llegaron  algunos tuits a don Federico Arreola reclamando el  por qué me había dado cabida en SDPNoticias,  él respondió que todos tienen  derecho a expresarse. 

Cuando empezó la campaña presidencial,  Federico Arreola en una de sus columnas explicó que se alejaba de AMLO para poder ser imparcial en las elecciones  —entre otras cosas—, pienso que desde ese día SDPNoticias se volvió  un medio aún más plural,  esto es bueno porque la gente cree en un medio que es independiente. Aquí leemos columnas de todas ideologías,  incluso algunas que  han embestido a Arreola.  El que escriba  aquí, genera  un equilibrio sano.

Ahora bien, en cuanto a las calumnias e insultos que recibo a diario en mis columnas, las tomo como un mecanismo de defensa natural, el género periodístico que manejo aquí es la columna de opinión, por lo tanto es subjetiva y parcial.  Cuando llevé la materia de periodismo en la carrera de comunicación eran otros tiempos, ahora las tendencias del periodismo en la era digital  van cambiando, lo digo porque ayer criticaron sin sustento un formato que presenté.

En cuanto a Twitter, posteo diferentes géneros periodísticos de varios medios, los cuales tienen una fuente o la firma de alguien que lo escribe,  por ejemplo, ayer publiqué  un  reportaje del Universal que trae un esquema de financiamiento del GDF a la labor proselitista que durante seis años ha realizado AMLO a través de Austeridad Republicana AC y Honestidad Valiente. Yo no trato de convencer a nadie, al menos no es mi caso, que cada quién piense lo que quiera mientras no se lo impongan.  Pero muchos se enojan y empieza una larga lista de ad hominem.

Esto tiene una explicación, hay gente frustrada —son los peores enemigos—,  y tienen  prejuicios absurdos e infundados contra cualquiera que no piense como ellos.  El ego, la mente, el orgullo, la misma sociedad y el círculo personal son copartícipes de este dogmatismo tan agazapado que tienen. Muchas de estas personas tienen derrames psicológicos y sacan sus traumas y complejos en la red. Por cierto,  la mayoría cobardemente se escudan en un anonimato.  

Siempre me verán dar  RT a personas que no son  afines a mi modo de pensar, pero pienso que siempre habrá coincidencias. Un ejemplo fue ayer que publiqué dos veces la columna de H. E. Cavazos Arózqueta  que lleva por título “Que la izquierda no le dé la razón a sus detractores.  Que acepté el fallo del TEPJF”. Un joven que lo he visto en entrevistas como integrante del #YoSoy132 y que es lopezobradorista. No ser abierto a mi modo de pensar, sería caer en la misma falacia dogmática que siempre he criticado.

Agradezco a Federico Arreola el espacio para publicar mis textos, ahora aparte de Twitter, tengo  esta plataforma donde puedo presentar mis ideas. Aunque bien sabemos que los intolerantes  lo seguirán  tachando de traidor y vendido por darme la oportunidad de expresarme. 

Por mi parte, yo seguiré en mi lucha defendiendo un proyecto político, creo en lo que representa  Enrique Peña Nieto. Lo defenderé siempre con argumentos, siempre con ideas, siempre con bases. Aparte, sé que no estoy solo, son millones los que piensan como yo.  En unos días será declarado presidente electo, porque ganó las elecciones y las ganó bien. 

0
comentarios
Ver comentarios