Los zopilotes están de luto

zopilote
Se desataron los zopilotes tras el informeInternet

Los fideicomisos eran una beca para huevones

Maestra: A ver niños, ¿quiénes les gustaría que los gobernaran, los griegos o los romanos?

Los griegos son filósofos. Buscan la verdad, el conocimiento, la belleza, el arte, el deporte, el refinamiento. Creen el desarrollo humano y ponen a los abrazos por encima de los balazos. Actúan con la razón.

Los romanos basan su poder en la violencia. Buscan los lujos y los excesos; el sometimiento del pueblo, la corrupción. La mayoría de sus césares fueron crueles, oligofrénicos, arrogantes, viciosos y depravados. Actúan con odio.

***

Los “fifís”, aspirantes a “fifís” y lambiscones de “fifís”, padeciendo el síndrome de abstinencia monetaria, se la han pasado atacando a la 4T con insultos, “fake news” y marchas raquíticas, pero no le han hecho el menor rasguño, lo cual, les pone los pelos de punta. No iban a dejar pasar la oportunidad para agredir al presidente Andrés Manuel López Obrador, tras informarnos su plan económico para combatir el Coronavirus.

Lo que informó AMLO le cayó como gancho al hígado al sector empresarial: No habrá condonaciones de deudas fiscales, ni apoyos económicos para compensar los días de cuarentena, ni fideicomisos (dinero discrecional sin obligación de declarar), ni endeudamiento público, ni rescates bancarios. En pocas palabras, no habrá más dinero para ustedes. Se rompió el modelo neoliberal.

José Manuel López Campos, líder de la Concanaco, dijo que el sector estaba desilusionado con el informe, pues “no se habló de créditos a las pequeñas y medianas empresas” (a pesar de que el presidente acababa de decir que “el Gobierno Federal destinará 25,000 millones de pesos para otorgar créditos a un millón de pequeñas y medianas empresas del comercio formal e informal”). Mintió, como el marihuano que cacha su mamá fumando mota, y echándole el humo en su cara, protesta: “No estoy fumando mota”.

El presidente ya explicó en su informe que darles dinero a empresarios, políticos y banqueros en épocas de crisis, es tirarlo a un hoyo negro, porque lo desvían a sus bolsillos y los recursos nunca llegan. Los fideicomisos eran una beca para huevones, y el endeudamiento público para levantar al sector productivo no tiene sentido, porque se lo gastan en sus gustitos y se la deuda hace eterna.

Yo agregaría que además no tiene sentido darle créditos a gente que tiene “su guardadito”, mismo que no se usa para ayudar a la comunidad en épocas de emergencia, sino para promover la caída de López Obrador y la reinstauración de la derecha, patrocinando bots, marchitas chafas, “operaciones berlinesas”, “fake news”, narco-partidos como México Libre y ahora, en plena pandemia, el grupo de choque contra la 4T, autodenominado Frente Nacional (FRENA), liderado por el empresario Gilberto Lozano.

Poco tiempo después del informe, una andanada de usuarios de Twiter (desde bots con seudónimos ridículos hasta el abogado Francisco Burgoa), aseguraron que el presidente iba a quitarle su aguinaldo a todo el mundo (cuando AMLO clarito dijo: “Este año no habrá aguinaldo desde subdirectores hasta el presidente, para destinarlo al combate del COVID19”). Quizás tengan razón quienes advierten que la medida es anticonstitucional, entonces yo les recomendaría demandar al presidente, argumentando: “Nos quieren quitar nuestras vacaciones en Europa para combatir una enfermedad que está acabando con la humanidad. Maldito Peje egoísta”. Les apuesto que ganan la demanda.

Alejandro Hope (ex agente del Cisen y asesor de seguridad de Margarita Zavala), le preguntó a la primera dama: “Sin invitados, ¿cuál es el sentido de dar un discurso en Palacio Nacional? ¿Por qué no hacerlo en su despacho?” (antes no preguntó: “¿Por qué el presidente no gobierna desde su cama, usando una tablet?”) Me parece que el señor no entiende que el acto solemne no depende de los invitados, sino de la importancia del problema a nivel nacional.

Beatriz Gutiérrez Muller le respondió con elegante ironía: “Cuando usted se postule, y triunfe, lo puede hacer desde su oficina”. La rabiosa derecha en el exilio, echando mano de sus cancerberos electrónicos, no la bajaron de “gata”, “arrabalera”, “concubina que se dejó embarazar por un viejito” (sic), exhibiendo como siempre su brutalidad.

Para rematar, como mal chiste, la actriz Laura Zapata pidió echar una bomba en Palacio Nacional.

***

Maestra: A ver niños, ¿quiénes les gustaría que los gobernaran, los griegos o los romanos?

Pepito: Los romanos.

Maestra: ¿Por qué Pepito?

Pepito: Porque sería divertido ver la caída de un imperio de bestias, dejando en claro que la violencia y la ignorancia son pésimos cimientos para un gobierno.

Maestra: ¡Denle una estrellita en la frente a este niño!

0
comentarios
Ver comentarios