September 23, 2019 11:39


La crisis del panista racista

Salir bien librado de una crisis mediática personal es prácticamente imposible y más cuando van unidos política y futbol.  

 

Un político panista, con una declaración racista en redes sociales, sumada al fenómeno Ronaldinho, desembocó en una de las bombas mediáticas más intensas  de este año. Prácticamente todos los líderes de opinión, tanto del medio deportivo como político, se sumaron a la protesta en contra del ex secretario de Desarrollo Social del Ayuntamiento de Querétaro, Carlos Treviño (@carlostrevino7), quien calificó al delantero brasileño Ronaldinho Gaucho como ?simio? pues a su parecer, el intenso tráfico de la noche del viernes 12 de septiembre en la capital queretana fue por culpa del jugador.

 

Salir bien librado de una crisis mediática personal es prácticamente imposible y más cuando van unidos política y futbol.  Treviño será etiquetado de por vida no solo por la comunidad queretana, sino por la opinión pública nacional como el ?gentleman de Querétaro?.

Recordemos casos como el ex gobernador de Puebla, Mario Marín, o a René Bejarano, a quienes ya se les conoce en el argot popular como ?el góber precioso? o el ?señor de las ligas?, respectivamente. En este caso, por mucho que Treviño se hinque ante la opinión pública o ante el propio Ronaldinho como asentó en las dos únicas entrevistas que dio, añadiendo que no tiene trabajo, que solo da clases, será recordado con ese mote.

En su defensa mediática en TVC Deportes y Milenio TV, el profesor de historia de Estados Unidos, dijo estar dispuesto a "arrodillarse" frente a Ronaldinho para buscar su perdón, culpa de su comentario racista al taxista que lo transportó a la universidad e incluso destaca como sus personalidades favoritas a seguir a Martin Luther King, Malcom X, Nelson Mandela? y Morgan Freeman. ?Solo fue un lapsus bastante bruto que tuve en mi cerebro, y que voy a llevar a cuestas, pero racista nunca, jamás", destacó en la entrevista con TVC Deportes.

Más aún, Treviño fue víctima de sus propias declaraciones ante la opinión pública local. Toda la comunidad sabe de antemano que sea el partido que sea, los viernes por la noche la ciudad de Querétaro se vuelve un caos debido al intenso tráfico que genera llegar al estadio La Corregidora. Personalmente, las veces que he asistido a ver a los Gallos Blancos, no he visto a nadie quejarse por esta cuestión, sino que más bien, los aficionados saben de antemano que se enfrentarán a ese caos.

Ahora Treviño busca la lastima y la simpatía de la opinión pública con declaraciones culposas: Se dice a sí mismo estúpido, se dice dispuesto a arrodillarse ante Ronaldinho, emite una carta a la directiva de Gallos Blancos, se dice dispuesto a ser expulsado del PAN, declaraciones que sin duda ampliarán la bola de nieve mediática en su contra. El escándalo parece aumentar y más cuando el Consejo Nacional para prevenir la Discriminación (CONAPRED) emita los resultados de su investigación, manchando aún más  al propio partido político.

 La única estrategia que podría aplicar Treviño en su favor será buscar a Ronaldinho Gaucho y efectivamente, mirarlo a los ojos, admitir su falta y pedir una disculpa. Este gesto aumentará los bonos del jugador a nivel internacional y por lo menos sentará un precedente para el propio ex funcionario panista.

0
comments
view comments